Todos juntos
Un espacio propuesto por EQUIPO ECUMÉNICO SABIÑÁNIGO

viernes, 27 de febrero de 2015

NET FOR GOD. 4 marzo. ZARAGOZA

REUNIÓN NET FOR GOD


Os recordamos que el próximo día 4 de marzo, miércoles, tendrá lugar una nueva reunión de "NET FOR GOD", organizado por la Comunidad Chemin Neuf.

El acto será en la Sala B de la Casa de la Iglesia, Plaza de la Seo nº 6, Zaragoza. A las 20'00 horas.



"Padre, Que todos sean uno.”
Juan 17, 21

Una inmensa red abrazando la tierra...

INVITACIÓN

El Séptimo Día

Presentación de la película:

“Dio Dios por concluida en el séptimo día la labor que había hecho, y cesó en el día séptimo de toda la labor que hiciera. Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó; porque en él cesó Dios de toda la obra creadora que Dios había hecho.” (Gn 2, 1-3).

En este inicio de año de 2015, Net for God les propone una película sobre el tema del Sabbat. Esta película es diferente en su forma, en el sentido en que se trata principalmente de una enseñanza, que será para nosotros la ocasión de sumergirnos en la Palabra de Dios.INVITACIÓN

Ésta nos es impartida por el Padre Philippe Mercier, sacerdote de la diócesis de Montpellier, en Francia.

Nuestras sociedades, en todo el mundo, están hoy bajo una presión cada vez más fuerte dictada por los resultados económicos, y el trabajo ocupa la mayor parte de nuestro tiempo. En muchos países, el trabajo dominical ya es una realidad, y en otros los gobiernos desean autorizarlo más ampliamente.

En este contexto, es aún más importante volver a los fundamentos que nos da la Biblia y en particular redescubriendo la importancia del Sabbat como un tiempo para detenerse para encontrarse con Dios y con el prójimo.

“En el detenerse del Sabbat, algo del misterio de Dios es revelado. Es capaz de ser poderoso y no se deja llevar por su poder.” (Padre Philippe Mercier). 

Esta película nos interroga: ¿Somos aún capaces de ser dueños de nuestro trabajo deteniéndonos para apreciar la plenitud de la Creación?

El tráiler de la película se puede ver en el internet:
(en "configuración" se puede elegir la idioma de los subtítulos)


¿Cuándo?

El miércoles, 4 de marzo
A las 20h (Aproximadamente hasta las 21h15)

¿Dónde?
En la Casa de la Iglesia (Plaza de la Seo, 6; 50001 Zaragoza)

¿Cómo se desarrolla un encuentro “Net for God”?

  • Veremos una película de 30 minutos, (enseñanzas, testimonios, reportajes para formarnos espiritualmente y despertar nuestra conciencia hacia la obra del Espíritu Santo en el mundo)
  • Luego tendremos un tiempo de compartir en pequeños grupos sobre el tema de la película
  • Para terminar haremos un momento de convivencia juntos

¿Qué es “Net for God”?

Net for God es una red de oración, de formación y de evangelización, creada por la iniciativa del Chemin Neuf para la paz y la unidad entre nuestros países y nuestras Iglesias.








miércoles, 25 de febrero de 2015

LA GRAN APUESTA DE LA IGLESIA CATÓLICA POR EL DIÁLOGO CON LAS OTRAS RELIGIONES: CINCUENTENARIO DE LA NOSTRA AETATE

Dr. Pedro Langa Agular, OSA

Nos complace publicar hoy la conferencia que nuestro colaborador y amigo, el Prof. Dr. Pedro Langa Aguilar, OSA, teólogo y ecumenista, pronunció el viernes día 23 de enero de 2015 en la Casa de la Cultura “Antonio Durán Gudiol”, del Ayuntamiento de Sabiñánigo, dentro de los actos organizados por el EQUIPO ECUMÉNICO SABIÑÁNIGO durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Conferencia que fue seguida con gran atención, y subseguida de un interesante y prolongado coloquio de ruegos y preguntas entre el ponente y el público, correspondemos así a la demanda de no pocos asistentes al acto, y no dudamos que el artículo que en su integridad la recoge será del agrado de tantos amigos nuestros como el Blog tiene repartidos ya por casi un centenar de países de todo el mundo.

Dado el tamaño del documento, ya que incluye notas del autor y bibliografía, éste se publica en formato "pdf" que se puede descargar en el enlace adjunto.

ENLACE:






martes, 24 de febrero de 2015

Consejos para Cuaresma

El Papa Francisco propone 15 sencillos actos de caridad que él ha mencionado como manifestaciones concretas del amor de Dios:

  1. Sonreír, un cristiano siempre es alegre!
  2. Dar las gracias (aunque no "debas" hacerlo).
  3. Recordarle a los demás cuanto los amas.
  4. Saludar con alegría a esas personas que ves a diario.
  5. Escuchar la historia del otro, sin prejuicios, con amor.
  6. Detenerte para ayudar. Estar atento a quien te necesita.
  7. Levantarle los ánimos a alguien.
  8. Celebrar las cualidades o éxitos de otro.
  9. Seleccionar lo que no usas y regalarlo a quien lo necesita.
  10. Ayudar cuando se necesite para que otro descanse.
  11. Corregir con amor, ni callar por miedo.
  12. Tener buenos detalles con los que están cerca de ti.
  13. Limpiar lo que uso en casa.
  14. Ayudar a los demás a superar obstáculos.
  15. Llamar por teléfono a tus padres.


EL MEJOR AYUNO

¿Te animas a ayunar en esta cuaresma?

  • Ayuna de palabras hirientes y transmite palabras bondadosas
  • Ayuna de descontentos y llénate de gratitud
  • Ayuna de enojos y llénate de mansedumbre y de paciencia
  • Ayuna de pesimismo y llénate de esperanza y optimismo
  • Ayuna de preocupaciones y llénate de confianza en Dios
  • Ayuna de quejarte y llénate de las cosas sencillas de la vida
  • Ayuna de presiones y llénate de oración
  • Ayuna de tristezas y amargura y llénate de alegría el corazón
  • Ayuna de egoísmo y llénate de compasión por los demás
  • Ayuna de falta de perdón y llénate de actitudes de reconciliación
  • Ayuna de palabras y llénate de silencio y de escuchar a los otros
Si todos intentamos este ayuno, lo cotidiano se llenará de:

PAZ, CONFIANZA, ALEGRÍA Y VIDA

CUARESMA 2015


lunes, 23 de febrero de 2015

El don de la alegría

Una artículo de Ana Bou de su blog "Un minuto para el encuentro"



El don de la alegría

Si somos un poco observadores, cuando caminamos por la calle, el autobús o metro ¿os habéis fijado en los rostros de las personas con las que nos cruzamos? Apenas nadie sonríe. Éste es uno de los síntomas de nuestra sociedad del primer mundo, como nos llaman, porque el momento que estamos viviendo no hace más que incrementar la sensación de que no hay salida ni futuro para muchas personas, por mucho que los gobiernos insistan en que no es así.

Es verdad que la alegría no parte de los bienes que podamos tener, pero es una estabilidad que ayuda. También es verdad que hay otra alegría, más importante que nace de lo más profundo ayudándonos a estar conformes con lo que tenemos sin necesidad de pasar por encima de los demás para conseguir algo, como seguro que estamos acostumbrados a ver o incluso lo hemos vivido en nuestra propia carne.

Pienso que es necesario recuperar el don de la sonrisa, de dar lo mejor de nosotros para poder mirar los acontecimientos diarios de la mejor manera posible. ¿Pensáis, sería viable, merece la pena?, quizá cambiarían muchas cosas
Ana Bou



"Un minuto para el encuentro"



sábado, 21 de febrero de 2015

«Católicos y luteranos, testimonien la misericordia divina»

El Papa recibe a la delegación ecuménica de Finlandia

"Estar en Roma es ya un testimonio de la importancia de los esfuerzos por la unidad"

«Católicos y luteranos pueden hacer mucho juntos para dar testimonio de la misericordia divina en la sociedad», con estas palabras el Papa Francisco exhortó a los miembros de la Delegación Ecuménica de Finlandia, a quienes recibió en audiencia el jueves día 22 de enero en el Vaticano.

En su mensaje el Santo Padre manifestó su alegría y les dio la bienvenida en ocasión de su peregrinación ecuménica anual a Roma para celebrar la fiesta de San Enrique, patrono de este país. Resaltando que: "el evento de este año se ha revelado como un verdadero encuentro espiritual y ecuménico entre católicos y luteranos".


Recordando las palabras de San Juan Pablo II, a los miembros de la primera delegación ecuménica finlandesa, llegados a Roma hace treinta años atrás; el Pontífice afirmó que: "el hecho de estar en Roma es ya un testimonio de la importancia de los esfuerzos por la unidad. El hecho de que ustedes rezan juntos es un testimonio de su fe que solo por la gracia de Dios se podrá alcanzar la unidad. El hecho que ustedes reciten juntos el Credo es un testimonio de la única fe común de todo el cristianismo".

Su visita, señaló el Papa, se da en el marco de la Semana de Oración por la Unidad de los cristianos. Este año dijo Francisco, "nuestra reflexión se centra en las palabras de Jesús a la Samaritana en el pozo: Dame de beber (Jn 4,7). Así, nos recordamos que la fuente de toda gracia es el Señor y que sus dones transforman a aquellos que lo reciben, haciéndolos testigos de la vida verdadera que proviene sólo de Cristo". En este sentido, dijo el Sucesor de Pedro, "católicos y luteranos pueden hacer mucho juntos para dar testimonio de la misericordia divina en nuestra sociedad".

"Un testimonio cristiano compartido es particularmente necesario ante la desconfianza, la inseguridad, las persecuciones y los sufrimientos que experimentan tantas personas en el mundo de hoy", agregó el Papa.


Señalando la importancia de los pasos dados hasta ahora, en vista de la unidad, resaltó que estas iniciativas están sostenidas por el progreso en el diálogo teológico entre las Iglesia. Muestra de ello es la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación, firmada hace quince años entre la Federación Mundial Luterana y la Iglesia Católica. Esto dijo el Obispo de Roma, puede continuar produciendo frutos de reconciliación y de colaboración en Finlandia y Suecia, con el deseo que otras convergencias puedan surgir de este diálogo sobre el concepto de Iglesia, como signo e instrumento de la salvación donada por Jesucristo.

Antes de concluir sus saludos, el Papa Francisco exhortó a la Delegación Finlandesa a: "fortalecer las relaciones ecuménicas entre luteranos y católicos en Finlandia e invocó al Señor, para que envíe su Espíritu de verdad y nos guie a una mayor caridad y unidad".

FUENTE: Radio Vaticano

Papa Francisco a los luteranos filandeses sobre la unidad: 
"No faltarán las dificultades pero no hay que asustarse"











viernes, 20 de febrero de 2015

Cuaresma en la Comunidad Anglicana


Letanías que se rezan estos días desde el miércoles de Ceniza en La Iglesia Española Reformada Episcopal (Comunidad Anglicana), junto a la lectura de los textos de de Antiguo Testamento, los salmos y el Evangelio del día.


R. Apiádate de nosotros, miserables pecadores.
V. ¡Oh Dios Hijo, Redentor del mundo!
R. Apiádate de nosotros, miserables pecadores.
V. ¡ Oh Dios Espíritu Santo, procedente del Padre y del Hijo!
R. Apiádate de nosotros, miserables pecadores.
V. ¡Oh santa, bendita y gloriosa Trinidad, tres Personas y un solo Dios!
R. Apiádate de nosotros, miserables pecadores.
V. Oh Señor, no te acuerdes de nuestros pecados, ni nos castigues por nuestras iniquidades; mas perdónanos, perdona a tu pueblo, que redimiste con tu sangre preciosa, y no estés siempre enojado contra nosotros.
R. Perdónanos, oh Señor.
V. De todo pecado e impureza; de toda tentación y fragilidad; y de toda asechanza del mundo, del maligno y de nuestra propia carne.
R. Líbranos, Señor.
V. De ceguedad de corazón; de soberbia, vanagloria e hipocresía; de envidia, odio y mala voluntad, y de toda falta de caridad.
R. Líbranos, Señor.
V. De rayos y tempestades; de peste, guerra y hambre; de calumnias y de todo otro daño temporal.
R. Líbranos, Señor.
V. Por el misterio de tu santa encarnación; por tu nacimiento, circuncisión y ayuno; por tus angustias y muerte de cruz; por tu resurrección y ascensión a los cielos; y por la venida de tu Espíritu Santo.
R. Líbranos, Señor.
V. ¡Oh buen Dios! nosotros te suplicamos oigas nuestros ruegos, y te dignes gobernar y dirigir a tu santa Iglesia Universal por el camino de la rectitud.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes iluminar a los Obispos, Presbíteros y Diáconos de la Iglesia Universal, dándoles la verdadera inteligencia de tu Palabra, y adornándolos con todos los dones de tu divino Espíritu.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes bendecir todos los trabajos para la propagación de la verdad en el mundo, y librar a todos los que anuncian tu Evangelio, de las maquinaciones de hombres inicuos y sin fe.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes amparar con tu gracia al supremo Gobernante de esta nación, dirigir los consejos de sus Ministros, y dar sabiduría e Inteligencia a los miembros de las Cortes.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes infundir rectitud y justicia en los Magistrados y Jueces; y tu amor y temor santo en los profesores de las Universidades, Institutos y Colegios.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes animar con tu caridad a los directores y encargados de todos los establecimientos de beneficencia.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes ahuyentar de nuestro país todo error, superstición e incredulidad, y hacer que enmudezca toda lengua vana.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes prosperar a nuestra patria en todo aquello que constituye la verdadera grandeza de las naciones.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes ayudar, defender y consolar a todos los que están en peligro, necesidad y tribulación, tanto del alma como del cuerpo.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes perdonar a todos los que nos odian, persiguen o calumnian, y convertir sus corazones.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes darnos salud y paz, gozo y abundancia, y todos los bienes que tú concedes a tus hijos.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes establecer unión y concordia entre todas las naciones, y tener misericordia de todo el género humano.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
V. Que te dignes bendecir a esta Congregación, perdonar todas nuestras flaquezas, darnos tu divino Espíritu, acrecentar el número de los fieles, y guiamos en santidad de vida.
R. Suplicámoste nos oigas, oh Señor.
Todos: Oh Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, intercede por nosotros.
Todos: Oh divino Consolador que escudriñas los corazones, ayuda nuestra flaqueza.
V. Oh Dios, muéstranos tu misericordia.
R. Como esperamos en ti.

Celebración en la catedral de El Redentor de la IERE (Madrid)



miércoles, 18 de febrero de 2015

Carta de Cuaresma 2015

Hoy comienza la Cuaresma y queremos hacerlo con la publicación de la "Carta de Cuaresma" de Fernando Jordán Pemán, colaborador de este blog y párroco del Inmaculado Corazón de María de Jaca (Huesca)


CUARESMA 2015

EL AYUNO QUE DIOS QUIERE

Queridos amigos:

El gesto que inaugura la Cuaresma nos invita a convertir en cenizas nuestro viejo corazón en pecado, y a dejar que el fuego elimine en nosotros y en la humanidad entera, toda violencia, represión, prepotencia, miedo. 

Comenzamos un largo camino en el que la Iglesia nos convoca a dejar que el Espíritu renueve nuestros corazones para que, del polvo de nuestras cenizas, puedan brotar la Vida y la fiesta. 

La Cuaresma es un tiempo de gracia, una invitación del Dios que quiere encontrarse con nosotros de una manera nueva y llevarnos más lejos en el camino que conduce a la Vida. En apariencia, ese camino parece que nos lleva a la muerte: una cruz se perfila en el horizonte, y quizá nos asalta el deseo de darnos la vuelta. Pero el que se decide a avanzar confiadamente cuesta arriba, hará la experiencia de que esa subida dura e incierta desemboca en una vida más auténtica, y comenzará a entender las palabras de Jesús: “El que pierda la vida por mí, la ganará” 

Tres columnas nos ofrece la Iglesia para seguir a Jesús en este tiempo cuaresmal: Ayuno, oración y limosna. Vamos a poner los ojos en el ayuno como ruta para descubrir el compromiso de la oración y la limosna.

El ayuno al que nos convoca la Cuaresma es verdadero cuando nos despojamos de tanto equipaje inútil, cuando tomamos contacto con nuestra pobreza radical, cuando nos convertimos en constructores de reconciliación y de libertad, cuando compartimos sin calcular, con aquellos que viven despojados de lo necesario. Ese es el ayuno que Dios quiere y el que nos prepara para que, al fin, Él encuentre un sitio en el fondo de nosotros mismos. 

Y es entonces cuando nos damos cuenta de que la verdadera fiesta es interior y que es el Espíritu el que la suscita en nuestros corazones, si estamos dispuestos a acogerla. Pero para ello necesitamos pararnos, encontrar tiempos y espacios de interiorización en medio de nuestro ajetreo diario, para que se despierte en nosotros el verdadero deseo de encontrarnos con Jesús. 

Podemos fijarnos en distintas aristas que en nuestras vidas tenemos y caer en la tentación de confundir el auténtico ayuno con algunas otras clases de ayuno:

  • Ayuno terapéutico.- La medicina naturista recomienda ayunar periódicamente para purificar el cuerpo de las toxinas acumuladas. Este ayuno puede llegar a ser total, durante uno o varios días, tomando a lo más, jugo de limón para no descompensar el potasio. 
  • Ayuno ascético.- Prescrito para remediar el sobrepeso o cualquier otra adicción, en una dieta rigurosa. Este ayuno, a la vez, fortalece nuestra voluntad y cultiva la templanza. 
  • Ayuno del avaro.- Es el privarse de alimentos o de cualquier otra cosa que nos satisfaga, por el simple afán de acumular. El dinero deja de ser un medio para adquirir objetos placenteros y se vuelve fin en sí mismo. Igual que el perezoso, abandona las oportunidades de desarrollo humano y de relaciones. 
  • Ayuno militante.- La “huelga de hambre”, de quien deja de comer, incluso a riesgo de morir, por una causa que considera más valiosa que la propia vida individual. 
  • Ayuno del pobre.- Se trata de un ayuno que no es agradable a nuestro Padre Dios, quien no quiere que sus hijos sufran o pasen hambre. Es el ayuno obligado de quien carece de posibilidades de satisfacción. 
  • Ayuno solidario.- consiste en “compartir el pan con el hambriento”. Dejar de consumir algo superfluo, para que otros no carezcan de lo necesario. 

¿Cuál es el ayuno que Dios quiere hoy de mí? 

¿A qué tipo de ayuno me llama en esta Cuaresma?

Ojalá sepamos en este tiempo discernir qué ayunos necesitamos para encontrarnos con el Señor, con nosotros mismos y con el prójimo más necesitado.

En este camino no estamos solos, el Señor nos acompaña con la cruz para que nuestra comunidad parroquial le descubramos en la gloria de la resurrección.

Un saludo para todos,

Fernando Jordán Pemán
Párroco Inmaculado Corazón de María
Jaca














martes, 17 de febrero de 2015

Oración de Cuaresma



Padre nuestro, que estás en el Cielo, 
durante esta época de arrepentimiento, 
ten misericordia de nosotros. 
Con nuestra oración, nuestro ayuno y nuestras buenas obras, 
transforma nuestro egoísmo en generosidad. 
Abre nuestros corazones a tu Palabra, 
sana nuestras heridas del pecado, 
ayúdanos a hacer el bien en este mundo. 
Que transformemos la oscuridad 
y el dolor en vida y alegría. 
Concédenos estas cosas por Nuestro Señor Jesucristo. 
Amén.




lunes, 16 de febrero de 2015

CUARESMA 2015


¿Qué es 
La Cuaresma?

La Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la Iglesia para prepararnos a la gran fiesta de la Pascua. Es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.

La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Cenioza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, hacemos un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes que debemos vivir como hijos de Dios.

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. Es un tiempo de reflexión, de penitencia, de conversión espiritual; tiempo de preparación al misterio pascual.

En la Cuaresma, Cristo nos invita a cambiar de vida. La Iglesia nos invita a vivir la Cuaresma como un camino hacia Jesucristo, escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas. Nos invita a vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo, ya que por acción de nuestro pecado, nos alejamos más de Dios.

Por ello, la Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Cada día, durante toda la vida, hemos de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección.

40 días

La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número cuarenta en la Biblia. En ésta, se habla de los cuarenta días del diluvio, de los cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, de los cuarenta días de Moisés y de Elías en la montaña, de los cuarenta días que pasó Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública, de los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

En la Biblia, el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de nuestra vida en la tierra, seguido de pruebas y dificultades.

La práctica de la Cuaresma data desde el siglo IV, cuando se da la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia. Conservada con bastante vigor, al menos en un principio, en las iglesias de oriente, la práctica penitencial de la Cuaresma ha sido cada vez más aligerada en occidente, pero debe observarse un espíritu penitencial y de conversión.







domingo, 15 de febrero de 2015

LA LIBERTAD


La libertad es para la Iglesia a un tiempo don y tarea. La Iglesia puede y debe ser a todos los niveles una comunidad de hombres libres. Si quiere servir a la causa de Jesús, nunca puede ser una institución de poder o una Santa Inquisición. Sus miembros han de estar liberados para la libertad: liberados de la esclavitud a la letra de la Ley, del peso de la culpa, del miedo a la muerte; liberados para la vida, para el sentido de la vida, el servicio y el amor. Hombres que no tienen que estar sometidos más que a Dios, y no a poderes anónimos ni a otros hombres. 

Donde no hay libertad, no está el Espíritu del Señor. Esta libertad, por más que haya de realizarse en la existencia del individuo, no debe ser en la Iglesia un mero llamamiento moral (ordinariamente dirigido a los otros). Tiene que ser efectiva en la configuraicón de la comunidad eclesial, en sus instituciones y constituciones, de suerte que éstas nunca puedan tener un carácter opresivo o represivo. 

Nadie en la Iglesia tiene derecho a manipular, reprimir o suprimir, abierta o solapadamente, la libertad fundamental de los hijos de Dios y establecer la soberanía del hombre sobre el hombre, en lugar de la soberanía de Dios. En la Iglesia debe manifestarse esta libertad en la libertad de la palabra (franqueza) y en la libertad de acción y renuncia (libertad de movimientos y liberalidad en el sentido más amplio de la palabra), pero también en las instituciones y constituciones eclesiásticas: la misma Iglesia debe ser a la par ámbito de libertad y abogada de la libertad en el mundo

Hans Küng. Ser cristiano. Ed. Cristiandad, Madrid, 1977


viernes, 13 de febrero de 2015

Desde Taizé, cuatro propuestas para "ser sal de la tierra"


Cuatro propuestas para 
"ser sal de la tierra"

por el Hermano Alois, prior de Taizé

La carta "Hacia una nueva solidaridad" sigue siendo la base del camino en común que nos lleva hasta el 16 de agosto de 2015, décimo aniversario de la pascua del hermano Roger. He aquí cuatro propuestas para " ser sal de la tierra".


Primera propuesta: Compartir con los que nos rodean el entusiasmo por la vida.



« Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? » (Mateo 5,13)


Ser sal de la tierra es un don de Dios que queremos acoger con alegría. Al ser sal de la tierra, podemos comunicar un entusiasmo por la vida. Y cuando hacemos la vida hermosa para los que nos son confiados, nuestra vida adquiere sentido.
Si, dada la gran cantidad de obstáculos, nos preguntamos: "¿Por qué seguir luchando?" Debemos recordar que sólo un poco de sal es suficiente para darle sabor.
A través de la oración, aprendemos a mirarnos a nosotros mismos como Dios nos mira; Dios ve nuestros dones, nuestras capacidades.
No perder nuestro sabor significa comprometernos en cuerpo y alma, y confiar en los dones de Dios en nosotros.



¿Podemos buscar, para nosotros mismos y para los demás, lo que nos hace crecer y nos lleva a realizarnos?


Segunda propuesta: Comprome- ternos 
con la reconci-liación





« Cuando estás presentando tu ofrenda en el altar, si te das cuenta de que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda allí y ve primero a reconciliarte con él o ella. » (Mateo 5, 23-24)

En todos nosotros existe la aspiración a vivir juntos como una familia humana, pero eso no sucede por sí mismo, ni en una familia, ni con amigos, ni en nuestras ciudades y pueblos, ni entre naciones.

Cuando los cristianos se reconcilian, se convierten en un signo en el seno de una humanidad que busca su propia unidad.
Hay situaciones en las que la reconciliación es urgente. Para comprometernos con esto, tenemos que entender los miedos que aprisionan a otros en los prejuicios. También debemos darnos cuenta de que otras personas pueden tener algo en contra de nosotros.
El Evangelio nos llama a no transmitir a nuestro alrededor o a la próxima generación los resentimientos heredados del pasado.

¿Podemos atrevernos a fomentar encuentros entre personas que no comparten las mismas ideas, el mismo estilo de vida o la misma religión, que no provienen de la misma cultura o el mismo origen social? ¿Podemos llegar a conocernos unos a otros, invitarnos unos a otros? ¿Podemos encontrar la valentía para pedir perdón y perdonar?

Tercera propuesta: Trabajar por la paz











« Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios » (Mateo 5, 9)

La paz es más que la ausencia de conflicto. Es la felicidad; le da a cada uno el lugar que le corresponde; es la plenitud de la vida. Cuando acogemos la paz de Dios en nosotros, se extiende a los que nos rodean y a todas las criaturas.

El deseo de paz hace que nuestro corazón sea más comprensivo y lo llena de compasión por los demás. Se expresa en una actitud de hospitalidad y amabilidad en nuestras familias, en nuestros barrios, en nuestras actividades diarias.
La paz es también la causa de la justicia a un nivel más global. En las sociedades donde el lujo y la pobreza conviven, ¿deberíamos sorprendernos de que surjan diferentes formas de violencia? Compartir la riqueza alivia tensiones y es una importante contribución al bien común.
Algunas personas se comprometen a promover la paz aceptando responsabilidades en la vida pública de su país - en una asociación, en sus negocios, sirviendo a personas con necesidades especiales.

¿Podemos ir hacia alguien para quien no hay paz ? ¿Cómo podemos estar particularmente atentos a los migrantes? ¿Podemos discernir las situaciones de injusticia y dar protección a las personas vulnerables? ¿Podemos identificar las formas modernas de esclavitud? ¿Podemos unirnos a otros para orar por la paz, por ejemplo permaneciendo en silencio todos los domingos por la noche durante media hora?


Cuarta propuesta: Cuidar nuestra tierra










« Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra. » (Mateo 5, 5)


Los mansos son aquellos que no se imponen. Dejan espacio para otros. No monopolizan la tierra. La mansedumbre no es resignación, sino el dominio de los impulsos violentos dentro de nosotros.
La tierra no es nuestra. Se nos ha confiado; estamos llamados a cuidar de ella. Los recursos de nuestro planeta no son ilimitados. Tenemos el deber de solidaridad entre las personas y los pueblos, y con las generaciones futuras.
Es necesario encontrar un buen equilibrio en nuestra forma de consumir y utilizar los recursos naturales, entre las necesidades básicas y el deseo de tener siempre más.
Para encontrar un estilo de vida que permita el desarrollo sostenible, se requiere toda nuestra imaginación y creatividad. Deben utilizarse en la vida diaria, y para estimular la investigación científica, la inspiración artística y la invención de nuevos proyectos para la sociedad.

¿Podemos examinar la forma en que vivimos y tratar de simplificar lo que puede ser artificial y lo que es excesivo? Simplificar nuestras vidas puede ser una fuente de felicidad. ¿Cómo podemos abrir espacios para compartir? ¿Qué podemos dar y recibir? No debemos olvidar alabar a Dios por la creación. Para esto, son esenciales momentos de descanso y contemplación.

FUENTE:
Comunidad de Taizé
http://www.taize.fr/es




jueves, 12 de febrero de 2015

ARTÍCULOS


Anchos corazones

El Papa Francisco abraza al mismo tiempo a un rabino y a un líder musulmán junto al Muro de las lamentaciones en Jersusalem.

Nadie dijo que iba a ser fácil, pero todos seguramente convendremos que será necesario intentarlo. Quizás dibujar menos caricaturas y colorear más jardines, más cuidados y acogedores espacios donde los diferentes podamos encontrarnos. Quizás menos afilados lápices y más redondos, cálidos, fraternos abrazos... Quizás la libertad no era hacer lo que nos da la gana, sino aquello con lo que más ganamos, más progresamos en cuanto entera comunidad humana.

La humanidad no va a la deriva, es acompañada. Hay grandes almas en cuyos hombros van a morir nuestras "lamentaciones". Algunas se visten de carne, otras permanecen tras el velo. Hay conciencias muy realizadas capaces de frenar el desaire, la ira; de aliviar la crispación, el conflicto... Hay liderazgo planetario, hay seres como el Papa Francisco, el Dalai Lama, el Maestro Thich Nhat Hanh.., que por su ancho corazón, por su inmenso regazo, son capaces de acoger el dolor del mundo y reciclarlo en comprensión, fe y esperanza.

Koldo Aldai


¿Pregunta sin respuesta…?

El Papa Francisco abraza en Manila a Glyzelle Palomar y a otro niño de la calle

Al poco de aterrizar en Filipinas en su reciente viaje a las islas, el Papa Francisco, después de asistir a la recepción de bienvenida en el palacio presidencial de Malacang, se saltó la agenda oficial de la visita y acudió a un hogar de niños de la calle. Allí, Glyzelle Palomar, una niña de la calle de 12 años, abrió al máximo líder católico su corazón a un tiempo dolido y aturdido. Entre lágrimas le interrogó, sobre una de las aparentes contradicciones de la religión católica. Al Papa Francisco le preguntó por qué si Dios es amor y todo lo puede, consiente que personas como ella sufran. La prensa recogió estas palabras de la pequeña: “Hay muchos niños abandonados por sus propios padres, víctimas de muchas cosas terribles como la droga o la prostitución. ¿Por qué Dios permite estas cosas, aunque no sea culpa de los niños? ¿Por qué son tan pocos los que nos vienen a ayudar?”. El Papa la abrazó y admitió haberse quedado sin palabras: “Has hecho la única pregunta que no tiene respuesta”.

¿Cómo lo haremos con cuidado, con la más elevada consideración? ¿Cómo sugerir respuesta sin concesión a ese orgullo permanentemente agazapado? ¿Cómo adherirnos a este Papa grande y a la vez disentir con el más exquisito de los respetos? En realidad, una vez nos hacemos con algo de esa respuesta, se multiplican los interrogantes. Podemos atender a esta pregunta mayúscula, pero nacerán otras muchas. La vida y su sana conciencia exploradora es una constante proliferación de incógnitas.

En primer lugar resaltar la humildad de un Papa que reconoce las limitaciones de la doctrina católica. Por nuestra parte subrayar que sólo somos torpes voceros de ancestrales postulados. La ciencia espiritual sí ofrece respuesta al respecto. Cada quien es libre de verse seducido por ella. Esta respuesta la hallaríamos en el pasado, en vidas transcurridas antes de la encarnación presente. El Dios todo amor no podría admitir, sin razón alguna, tamañas desigualdades humanas. El Dios todo amor no juzga, nosotros/as mismos/as nos juzgaríamos. Nosotros mismos, al otro lado del velo, asumiríamos vidas más o menos fáciles, más o menos cargadas de dolor o sinsabores en razón de las culpas que deseamos ver blanqueadas.

Intentamos responder a la pregunta vital de Glyzelle Palomar con dos fundamentales Leyes en la mano, a saber la de la encarnación y la de causa y efecto, también conocida como la de karma o consecuencia. Sin esta Ley última el mundo sería un caos y Dios un poderoso jugador de azar, pero la vida es orden y plan supremos y Dios no entra en los casinos para jugar a la ruleta. La casualidad, reza la sabiduría antigua, sólo es el desconocimiento de la Ley. La difícil pregunta de la niña sí tendría contestación a la luz de estas enseñanzas que hasta nuestros días han permanecido ocultas.

¿Por qué hay niños como los que ha conocido Glyzelle y otros que nacen entre todos los algodones? ¿Por qué estalla ahora un bebé en su primer sollozo a orillas del lago Leman en Lausanne, una criatura plena de salud a la que le aguarda seguramente una vida en lo material plenamente resuelta y otras están naciendo en esos arrabales de Manila, pasto de todos los males ya descritos? Habríamos vivido otras vidas, habríamos paseado por el mundo en otras ocasiones y ameritado esas orillas del lago o esos arrabales. Sin esas vidas, sin esos paseos pretéritos, sin ese bien o perjuicio que habríamos causado a otros, no podríamos comprender las enormes desigualdades de los humanos al nacer. Nosotros mismos habríamos decidido, en compañía de nuestros Guías, Tutores, Protectores, Ángeles…, el nombre es lo de menos, el volver al mundo a la vera esas orillas claras o en medio de esos suburbios tan oscuros. Nosotros mismos habríamos optado por una vida más relajada, más descansada o una vida en la que saldar cuentas y por lo tanto asumir dolores y dificultades.

No, no queremos ir de listos, deseamos simplemente compartir una lógica que nos ha ganado, que ha volcado nuestros días, que nos ha reconciliado con Dios y con la vida. Queremos acompañar a Glyzelle en sus pesquisas. Queremos dar a conocer un razonamiento que devuelve la paz a nuestros espíritus y que es capaz de desentrañar esos gigantes interrogantes que se habían quedado sin respuesta. No deseamos ser los sabidillos de la clase, creemos en el mismo Dios amor y no descansamos hasta encontrar un fundamento para mantenerLo vivo en nuestro interior.

Por lo demás, caminamos con este Papa. Nos adherimos a su labor a corazón abierto de misionero sencillo y afable, a su liderazgo comprometido, consecuente, a su voz sencilla y a la vez cargada de ternura y responsabilidad. Penetrar el misterio no otorga absolutamente ningún mérito, si es caso comporta razón añadida para hollar la existencia velando menos por nosotros y más por el otro, conlleva responsabilidad extra a la hora de contribuir al progreso de la justicia social, de comprometernos con la vida en absolutamente todas sus manifestaciones.

Quizás lo más importante no es saberse en posesión de la respuesta, sino ser consecuente con ella; por que de nada nos sirve engrosar la humanidad de miles de millones de seres que creen en la encarnación, si no somos luego consecuentes con su intrínseco significado, es decir si ello no nos ayuda a ser mejores y más generosas personas.

Koldo Aldai


FUENTE: 
http://anantanews.org/



miércoles, 11 de febrero de 2015

LUX MUNDI: Actividades de Abril

Nuestros hermanos de LUX-MUNDi de Torre del Mar (Málaga) nos pasan los enlaces de sus actividades previstas para ABRIL 2015



Nuestras actividades de Abril / Our next trip-activities April 
TORRE DEL MAR

Queridos amigos:

Os incluyo información sobre nuestras próximas actividades y eventos. Para más detalles por favor, click en nuestra web, en el link adjunto.









Dear Friends:

I am enclosing information about our next trip/activities . For moredetails click on our web page on the following link .












martes, 10 de febrero de 2015

No hay unidad sin conversión, oración y santidad



El Papa Francisco ha manifestado que "no hay unidad sin conversión, oración y santidad"

El Papa Francisco recibió a los participantes en el Coloquio Ecuménico de religiosos y religiosas que se celebra en Roma con ocasión del Año de la Vida Consagrada

Francisco ha afirmado que la vida religiosa tiene sin duda una vocación particular en la promoción de la unidad de los cristianos. Lo ha hecho esta mañana, durante la audiencia con los participantes del Coloquio ecuménico de religiosos y religiosas promovido y organizado por la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, con ocasión del Año de la Vida Consagrada.

Durante su discurso, el Santo Padre ha compartido con los presentes algunos pensamientos sobre la importancia de la vida consagrada para la unidad de los cristianos.

“No es casualidad que numerosos pioneros del ecumenismo hayan sido hombres y mujeres consagrados”, ha observado. Asimismo ha recordado que “varias comunidades religiosas se dedican intensamente a tal objetivo y son lugares privilegiados de encuentro entre cristianos de distintas tradiciones”. A propósito ha mencionado Taizé y Bose, presentes en el encuentro. Francisco ha asegurado que “la vida religiosa nos muestra precisamente que esta unidad no es fruto de nuestros esfuerzos, sino que es un don del Espíritu Santo, el cual realiza la unidad en la diversidad”.

En segundo lugar, el Santo Padre ha señalado que “no hay unidad sin conversión”. Al respecto, el Obispo de Roma ha asegurado que “la vida religiosa nos recuerda que al centro de toda búsqueda de unidad, y por tanto de todo esfuerzo ecuménico, está sobre todo la conversión del corazón, que comporta la petición y la concesión del perdón”. 

Otro aspecto: “no hay unidad sin oración”. El Papa ha indicado que la vida religiosa es una escuela de oración. Por eso ha animado a los presentes a rezar por la unidad de los cristianos y traducir esta oración en las actitudes y en los gestos cotidianos.

Finalmente, Francisco ha señalado que “no hay unidad sin santidad de la vida”. La vida religiosa -ha explicado- nos ayudar a tomar conciencia de la llamada dirigida a todos los bautizados: la llamada a la santidad de vida, que es el único camino verdadero hacia la unidad.

Para concluir el discurso, el Santo Padre ha pedido al Señor que bendiga “abundantemente vuestro ministerio y os inspire para trabajar incansablemente por la paz y la reconciliación entre todas las Iglesias y las Comunidades cristianas”.


lunes, 9 de febrero de 2015

ESTUDIO BÍBLICO 2015 - SABIÑÁNIGO

Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: Abriré mi boca diciendo parábolas. (Mateo 13, 34-35)


“El Señor nos habla por medio de parábolas”

Comenzamos este jueves día 12 de febrero a las 20'00 horas en los salones del Club Parroquial de Cristo Rey (Plaza de España, 2 - Sabiñánigo) con el estudio de la parábola de "Los obreros y la viña" que será comentada por D. Daniel Vergara Muñóz, pastor evangélico de la iglesia metodista de "El Buen Pastor" de Sabiñánigo.

Daniel Vergara
La dinámica a seguir constará de dos partes, una primera en la que se hará tras su lectura, una presentación de la parábola correspondiente, su estudio (contexto histórico, social, geográfico, etc…) junto con la explicación e interpretación de la misma. En la segunda parte se abrirá un tiempo de diálogo en la que los asistentes que lo deseen podrán participar exponiendo lo que dicho texto les dice o formulando preguntas o dudas sobre lo expuesto.

ENTRADA LIBRE

GRUPO ABIERTO A TODOS LOS INTERESADOS