Todos juntos
Un espacio propuesto por EQUIPO ECUMÉNICO SABIÑÁNIGO

miércoles, 26 de febrero de 2014

Estubio Bíblico Ecuménico en Sabiñánigo

Cristo, Jesús, el Señor, es el motivo y tema central del Estudio Bíblico de este curso en Sabiñánigo.
Hemos llegado al ecuador de nuestro Estudio Bíblico Ecuménico, hemos celebrado tres sesiones y nos quedan otras tres, hemos concluido en la primera sede y ahora continuaremos en una segunda sede. Sin animo de hacer ningún balance, pero si de manifestar sensaciones éstas son buenas, participan cristianos adventistas, evangélicos y católicos, entre ellos pastores, sacerdotes, religiosas y laicos, su número ha variado según la sesión pero la cifra media es alrededor de 25 personas. En el EQUIPO ECUMÉNICO SABIÑÁNIGO, nos sentimos contentos por el desarrollo de esta actividad hasta la fecha.


Las tres primeras sesiones se han celebrado en los locales de la Iglesia cristiana adventista del séptimo día en Sabiñánigo (calle Abad Banzo nº 2). Las siguientes tres sesiones restantes se van a desarrollar en los salones del Club Parroquial de Cristo Rey, en la Plaza de España de Sabiñánigo. A las 20'00 horas.



Hasta ahora se han tocado estos tres temas, todos ellos centrados en Cristo: “Jesús es el Señor, es el Salvador” Coordinado por D. Carlos Pinedo, pastor adventista.  “Jesús, Dios” La sesión la coordinó D. Dabiel Vergara, pastor metodista. Y el tercer tema fué “Jesús, Hombre” Y lo coordinó D. José Manuel Pérez, sacerdote católico.




Las tres sesiones que faltan por desarrollar siguen con el tema central de Cristo y serán: “Jesús. Opción preferencial por los pobres” Coordinado por D. José Burguillo, pastor evangélico. Será el jueves 6 de marzo. Para el jueves 8 de mayo el tema será “Jesús resucitó. Vive” Y lo coordinará Da. Lourdes Estalayo, pastora adventista. Y concluirán las sesiones con el tema “Jesús y misión. Id y predicar” a celebrarse el jueves 12 de junio con la coordinación de D. Carlos Jarne, sacerdote católico.


La próxima cita como ya se ha dicho será pués:

Jueves 6 marzo 2014. 20.00 horas
“Jesús. Opción preferencial por los pobres”
Coordina D. José Burguillo, pastor evangélico.
Lugar: Club Parroquial Cristo Rey. 
Plaza de España, 3. SABIÑÁNIGO


ENTRADA LIBRE
GRUPO ABIERTO A TODOS LOS INTERESADOS
Se puede acudir a las sesiones que cada uno quiera o pueda.
Puede ser interesante acudir cada uno con una Biblia

Imágenes de la 3ª sesión
Fotografías gentileza de:
Alin Nistor
Eloy J. Torre


lunes, 24 de febrero de 2014

El Papa Francisco llama a la unidad de los cristianos a través de un smartphone

"Estamos separados porque el pecado nos ha separado. Las incomprensiones a través de la historia" Francisco


"Me gustaría que esta separación llegara a su fin y tuviéramos comunión"


En inglés, y desde el smartphone de un amigo: una nueva forma de pedir la unidad entre los cristianos. El obispo anglicano Tony Palmer grabó con  su teléfono móvil un mensaje del pontífice para un encuentro de cristianos pentecostales de Estados Unidos.



El vídeo tiene más de un mes pero esta semana se dio a conocer y ya despierta curiosidad entre los internautas. Se trata de una nueva innovación del papa Francisco, o, en realidad, dos: habla en inglés y a la cámara del celular de un amigo.

El 14 de enero último, el Santo Padre se reunió en una audiencia privada con el obispo anglicano Anthony Palmer, quien utilizó su teléfono móvil para grabar un mensaje que Francisco quería enviar a un encuentro de la iglesia pentecostal en Texas, Estados Unidos: un llamamiento a la unidad entre cristianos.

Al comienzo del vídeo, de poco más de siete minutos, el papa Francisco habla en inglés y pide disculpas anticipadas por enviar la mayor parte de su mensaje en italiano. "No voy a hablar en italiano ni en inglés, sino desde el corazón", expresó.

Ya en italiano, Francisco subraya: "Debemos seguir adelante, ¡somos hermanos!, debemos dar a los demás un abrazo espiritual y abrirnos a que el Señor complete el trabajo que Él mismo empezó".

"Estoy aquí con mi hermano, mi hermano obispo, Tony Palmer. Hemos sido amigos por años. Él me ha dicho sobre su reunión. Envío un saludo alegre y nostálgico", les dice desde el Vaticano el papa Francisco a los asistentes de la Conferencia Pentecostal en los Estados Unidos.

"Es alegre porque me regocija que se reúnan a hablar de Jesucristo, el único Señor, y rezar al Padre. Esto produce gozo, porque se nota que Dios trabaja en todo el mundo", agregó, antes de dar lugar al fuerte llamado por la unidad.

"Pero también es nostálgico, porque nos encontramos en una situación a muchas familias. En las ciudades hay familias en que sus miembros se aman recíprocamente, pero también hay otras donde no hay amor. Hay familias que se reúnen y familias que se separan. Y si me lo permiten, nosotros somos como una de esas familias que están, si me permiten la palabra, separadas", remarcó el Papa.

"Estamos separados porque el pecado nos ha separado. Las incomprensiones a través de la historia. Ha habido un largo camino de pecados que todos compartimos. ¿Quién tiene la culpa? ¡Todos tenemos la culpa! Todos somos pecadores. El único justo es el Señor", expresó.

"Me siento nostálgico, porque me gustaría que esta separación llegara a su fin y tuviéramos comunión. Me gustaría que nos uniésemos en un abrazo, como del que habla la Sagrada Escritura cuando relata que los hermanos de José comenzaron a pasar hambre y fueron a Egipto para poder comer. Tenían sus sueldos, ¡pero no podían comerse el sueldo! Entonces fueron a Egipto. Allí, ellos encontraron algo más que comida: encontraron a su hermano", relató.

El Papa aseguró que cada Iglesia tiene "el sueldo" de su cultura, de su historia y de sus diversas tradiciones, pero eso no debe ser impedimento para encontrarse como hermanos. "Debemos encontrarnos los unos con los otros como hermanos, y debemos creer de nuevo como lo hizo José. Estas lágrimas, lágrimas de amor, deben unirnos".

"Estoy hablando como un hermano -prosiguió-. Y les hablo también sencillamente. Alegría y nostalgia. Permitamos que esa nostalgia crezca, para que ésta nos lleve a buscarnos unos a otros y abrazarnos y trabajar en comunión para anunciar a Jesucristo como el único Señor de la historia".

"Yo rezo por ustedes, lo hago. Y recemos para que el Señor nos una a todos. Y adelante, somos hermanos, hagamos espiritualmente este abrazo y dejemos que el Señor termine la obra que ha comenzado. El milagro de la unidad lo ha comenzado Él, y Él lo completará", dijo al final del vídeo.

FUENTE:
religiondigital.com



domingo, 23 de febrero de 2014

En Huesca


Oración al estilo de Taizé domingo día 2 de marzo a las 19'oo horas en la parroquia de María Auxiliadora de Huesca (Colegio Salesianos)


sábado, 22 de febrero de 2014

SALMO 133



SALMO 133

1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es
Habitar los hermanos juntos en armonía!

2 Es como el buen óleo sobre la cabeza,
El cual desciende sobre la barba,
La barba de Aarón,
Y baja hasta el borde de sus vestiduras;

3 Como el rocío de Hermón,
Que desciende sobre los montes de Sion;
Porque allí envía Jehová bendición,

Y vida eterna.




jueves, 20 de febrero de 2014

Inaguración en Madrid de la nueva sede de la Sociedad Bíblica Española


Las Sociedades Bíblicas Unidas son una fraternidad mundial de Sociedades Bíblicas Nacionales que trabajan en más de doscientos países. El reto que las impulsa es poder llegar a cada persona con la Biblia, o alguna parte de ella, como es el caso del Nuevo Testamento, en el idioma que puedan leer y entender y a un precio que puedan pagar.

La Sociedad Bíblica inaugura 
su nueva sede en Madrid

En la mañana del miércoles 19 de febrero, tuvo lugar el Acto de Dedicación de la nueva sede de la Sociedad Bíblica de España, en Madrid. El nuevo espacio, situado en la calle Santa Engracia nº 76, esquina García Paredes, destaca por la visibilidad de su amplio escaparate, sobre una transitada avenida de la capital de España. 


Visibilidad y cercanía, son precisamente dos de los activos que, con esta mudanza, pretende recuperar la Sociedad Bíblica, tras cuatro años en un polígono de Las Rozas y una escala de dos años en la calle Orense. Se da la circunstancia de que, la nueva sede, se halla ubicada a menos de 100 metros del local que fuera el hogar de la Biblia durante 44 años, lo que supone un “regreso a nuestro antiguo barrio”. 

“Después de unos años nos dimos cuenta de que la distancia de Madrid no ayudaba a nuestro servicio a las iglesias”. Así explica José Luis Andavert, director general de la Sociedad Bíblica, los motivos estratégicos detrás del cambio de sede. En su intervención en el acto de esta mañana, Andavert recordó que, “el principal objetivo de la Sociedad Bíblica Española es que toda persona tenga la posibilidad de conocer a Jesucristo, mediante la lectura de la Palabra de Dios”. 

TRABAJO INTERCONFESIONAL 

El director general y anfitrión del acto, José Luis Andaver, subrayó además el hecho de que, reconociendo los orígenes protestantes de la institución, “hoy la Sociedad Bíblica Española trabaja de forma interconfesional en colaboración con todas las iglesias cristianas, como son la Iglesia Católica Romana, las iglesias Ortodoxas, las iglesias Adventistas (...), para asistirlas y apoyarlas en la difusión de la Palabra de Dios”. 

José Luis Andavert en su vitita a Sabiñánigo en mayo de 2013

Este elemento de interconfesionalidad fue también puesto en valor por el secretario ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas (FEREDE), Mariano Blázquez, quien al pronunciar un saludo institucional, recordó que “la Biblia no es la palabra de los protestantes, sino la Palabra de Dios”. 

Como muestra de esa interconfesionalidad, el acto concluyó con la lectura bíblica del discurso de Esteban, en el libro de los Hechos, a cargo del sacerdote católico Manuel Corps, vocal del Consejo de Dirección de la Sociedad Bíblica Española. 

El acto fue iniciado y cerrado por miembros evangélicos del Consejo de Dirección de la Sociedad Bíblica Española. Su Presidente Manuel Álvarez, fue quien hizo la presentación, y la oración de despedida la realizóJesús Manzano, secretario de actas. 

Por su parte, el presidente del Consejo Evangélico de Madrid, Emmanuel Buch, saludó y elogió la labor del equipo humano de la Sociedad Bíblica en representación de las iglesias evangélicas de la Comunidad de Madrid. 

La ausencia a última hora del director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Ángel Llorente, fue excusada por el subdirector de Relaciones con las Confesiones, Ricardo García, quien le sustituyó, expresando la más cordial enhorabuena a la Sociedad Bíblica en representación de la Administración del Estado. En parecidos términos se expresó el director de la Fundación Pluralismo y Convivencia,Fernando Arias. 

El historiador protestante, Gabino Fernández Campos, trazó una interesante reseña histórica de las diferentes sedes de la Sociedad Bíblica y de la presencia de la Biblia en España, rica en datos y anécdotas, en la que no faltó el homenaje a la labor de los colportores y a figuras destacadas en la difusión de la Biblia como la de Jorge Borrow y Luis Usoz y Río. 

HISTORIA

La Sociedad Bíblica, siendo aún “Británica y Extranjera”, instaló un Depósito de Biblias en la calle Preciados, en el número 45, donde su director Ricardo Corfield contrató a una docena de colportores con la misión de vender Biblias de forma ambulante. 

En enero de 1881, Sevilla es el lugar en el que la Sociedad Bíblica abrió otro depósito en la Plaza de San Francisco. Al cerrar el siglo, la Sociedad Bíblica tenía oficinas en Madrid, calle Leganitos; en Barcelona, calle Tapinería; en Sevilla, Plaza de la Constitución; Zaragoza, calle de las Escuelas Pías; y en Giberaltar, en Casemate Square. 

En junio de 1912, la Sociedad Bíblica abandonó los locales de la calle Leganitos de Madrid para instalarse en la calle Flor Alta, en los números 2 y 4. 

El 7 de agosto de 1940, varios camiones confiscaron más de ciento diez mil ejemplares por orden de la Censura. A principios de 1941, la policía se presentó en la oficina de la Sociedad Bíblica, en Flor Alta, 2 de Madrid, sellando todas las puertas y armarios, despachos y documentación. Siguen años de intolerancia, confiscación y prohibición de difusión del material bíblico, pero la SB mantuvo su labor de forma clandestina. 

En el año 1963, las oficinas se instalaron en la calle Joaquín García Morato, que luego recuperaría su antiguo nombre de Santa Engracia, donde ha permanecido hasta que en Marzo de 2007 se instaló en la Carretera de La Coruña, km 23,300, en el término de Las Rozas, al noroeste de Madrid. 

El regreso al centro de Madrid se produce el 1 de diciembre de 2011, cuando la Sociedad Bíblica se instala temporalmente en el nº 6 de la calle Orense, para encontrar su lugar definitivo en el lugar que ahora ocupa tras la inaguración de su nueva sede , en el nº 76 de la calle Santa Engracia de Madrid.

FUENTE:
http://www.protestantedigital.com/



miércoles, 19 de febrero de 2014

El director de la Fundación Pluralismo y Convivencia aboga por una mayor gestión de la diversidad

"Las situaciones de pluralidad siempre suponen riqueza"

Fernando Arias, director de la Fundación Pluralismo y Convivencia: 
"El elemento religioso es vertebrador para la sociedad"

por Jesús Bastante

Fernando Arias es el nuevo director de la Fundación Pluralismo y Convivencia, que ha celebrado entre ayer y hoy un Congreso Internacional organizado por su Observatorio para el Pluralismo Religioso, desde el que la Fundación proporciona orientaciones de gestión "ajustadas a la ley y a la realidad", como explica Arias.

"España es a día de hoy un país religiosamente plural, pero la gestión del secularismo muchas veces no es como debería", señala el director de la entidad, que considera que el elemento religioso "es vertebrador para la sociedad". Además, defiende que el factor religioso tiene un papel crucial en la integración de las distintas comunidades en la sociedad, puesto que afecta a la dimensión identitaria de las personas.

En ese sentido, Fernando Arias afirma que "en cuanto sientes que un elemento que es vital y fundamental para ti no está siendo considerado, te sientes fuera". Y es por ello que la Fundación Pluralismo y Convivencia vela por el ejercicio del derecho de la libertad religiosa, por el reconocimiento de la diversidad y por la inclusión de todas las confesiones.

¿Cuánto tiempo llevas en la Fundación?

Desde el inicio, en el año 2005. Como director empecé en octubre. Creo que los resultados del trabajo de los anteriores directores son palpables: han dado impulso a una iniciativa muy novedosa en el Estado español, y yo creo que poco a poco vamos consiguiendo impulsar el pluralismo religioso y el ejercicio de la libertad religiosa en distintos ámbitos, lo que considero muy necesario debido a los cambios que hemos tenido en la sociedad.

¿Hay gente que sigue pensando que España es una nación católica, o que asocia las otras confesiones exclusivamente con la población inmigrante, y por tanto, las considera confesiones "extranjeras"?

A partir del cambio político y del nuevo cambio que adoptó España con la Constitución (en la que hay un respeto y una protección al ejercicio de la libertad religiosa), ha habido muchísimos cambios en la situación religiosa de nuestro país. La ley de libertad religiosa en el año 80, la firma de los acuerdos en el 92... hicieron que aflorase el pluralismo religioso que ya existía en España, lo que no quiere decir que éste cobrara un nuevo impulso con la llegada de personas procedentes de otros países (con los flujos migratorios de los años 80 hasta el año 2005 más o menos). Efectivamente, el pluralismo que ya existía se ha hecho cuantitativamente más numeroso. Las cifras dicen queEspaña es hoy un país plural desde el punto de vista religioso. Cuantitativamente la católica es la confesión mayoritaria, pero ha habido un crecimiento de algunas de las confesiones minoritarias, con un gran incremento también de los lugares de culto. La Iglesia protestante, la Iglesia ortodoxa, la Iglesia de Jesucristo de los Santos y los Últimos Días (los mormones) han ido aumentando su número de feligreses y, por tanto, han visto la necesidad de ampliar sus lugares de culto.

Desde la Fundación no os dedicáis tan sólo a hacer teoría sobre cómo debería funcionar el pluralismo religioso en España, sino que además os ocupáis de las consecuciones prácticas, de resolver los problemas directos, del día a día, con una confesión determinada, y las pautas legales a las que tenéis que adaptarlos...

Sí, tenemos un campo de acción muy amplio. Yo creo que por una parte necesitamos efectivamente tener un conocimiento teórico y realista (desde la investigación directa,trabajos de campo, recogiendo y estudiando investigaciones que hacen otros sobre estos temas...) para poder elaborar nuestra propia posición y detectar las diferentes situaciones que existen. Otro aspecto que nos pone en contacto con los problemas y lasdemandas que pueden tener las confesiones minoritarias es la relación que tenemos con ellas, nuestro apoyo tanto a las estructuras como a las comunidades a través de la realización de proyectos. Eso y nuestras propias investigaciones (ahora estamos a punto de concluir un estudio por comunidades autónomas) hacen posible que tengamos todo un mapeo de España, y poder conocer la situación tanto cuantitativa como cualitativamente. Esto a lo que nos lleva es a la propuesta práctica de modelos de gestión pública que defienda el ejercicio y el derecho de la libertad religiosa.
Remontándonos a lo que decíamos antes de que España es a día de hoy un país religiosamente plural, sin embargo vemos que la gestión del plurarismo muchas veces no es como debería. No es plural. Yo creo que no hay una intención de que esto sea así, sino que es fruto de una inercia, de que no se ponen en práctica las nuevas demandas que en cambio el marco legislativo sí contempla.

¿Por qué os llamáis Pluralismo y Convivencia?

Bueno, ciertamente son dos palabras muy relacionadas: si a algo nos tiene que abrir el pluralismo es a una mayor convivencia. Creo que el elemento religioso es un elemento vertebrador para la sociedad, un elemento identitario de las personas que profesan distintas confesiones, y por lo tanto, un elemento muy importante. Lo que hay que tener es un molde amplio donde quepamos todos.

¿Crees que las Administraciones no siempre han sabido entender esa importancia del factor religioso en la vida de las personas, que tiene una trascendencia pública y relacional?

La gestión se suele fijar más en otros elementos, de carácter económico o educativo (que por supuesto son vitales), pero por detrás de todos ellos muchas veces está el factor religioso, que es un factor que siempre está más de fondo. Además creo que es algo sencillo de gestionar. Lo que hace falta es partir desde ese previo, arrancar desde esa perspectiva. Creo que eso eliminaría muchos problemas, porque facilitaría mucho lacohesión social, que es algo por lo que nuestras Administraciones tienen que velar: una cohesión social que nos permita una convivencia lo más armónica posible. Y la cohesión social está muy marcada por la fe y por la confesión de cada uno, porque en cuanto sientes que un elemento que es vital y fundamental para ti no está siendo considerado, te sientes fuera. Y creo que algo por lo que tenemos que trabajar es por incluir a todos en la construcción de una sociedad común.

La Fundación nació con una Administración socialista y se ha mantenido con una Administración popular. ¿Parece que la gestión del pluralismo religioso se considera un asunto de Estado?

Es que lo que estamos hablando no tiene que estar sometido a los Gobiernos políticos. Tanto un Gobierno como el otro han dado importancia a este factor, y desde luego que desde la Fundación siempre se ha trabajado este tema como una cuestión de Estado, porque es algo que va a permanecer esté quien esté. Un logro muy bueno es que ha entrado en el paquete de la gestión política. Ha entrado en las políticas públicas y no debe desaparecer. Es un factor que condiciona mucho la política de Estado de un país, y nosotros siempre lo hemos enfocado desde ahí.

Además, a pesar de la reducción del sector público que ha afectado a numerosas instituciones, nosotros hemos sobrevivido, y creo que esto también supone un respaldo por parte del actual Gobierno a la gestión de la cuestión religiosa.

Hace un par de años que creasteis un Observatorio para el Pluralismo Religioso en España, que ofrece imágenes, datos y realidades que antes estaban un poco más escondidas. ¿Que frutos está dando el Observatorio? ¿Cuál sería el boceto de las principales presencias religiosas arraigadas en nuestro país?

El Observatorio inició su andadura en julio de 2011, pretendiendo ser un modelo de gestión pública de la diversidad religiosa. En él participan la Administración del Estado y las Administraciones autonómicas, también las propias confesiones y un grupo de investigadores. Creo que esta composición facilita muchísimo sus objetivos, porque están los implicados en la gestión como los implicados en el asunto que se está gestionando. 

Los mapas de nuestras investigaciones se trasladan al Observatorio para reflejar en cada municipio cuál es la presencia de la diversidad religiosa, los lugares de culto que hay, la normativa legal...y también está dando orientaciones de gestión. Para que el gestor (bien el político al que le toca tomar decisiones, o el funcionario al que le toca aplicarlas) pueda en todo momento saber cómo lo puede hacer de una manera que está ajustada a la ley y a la realidad. 

Respecto a la situación actual de las religiones en España, tenemos cuatro confesiones con concordato: la Iglesia católica, los protestantes (la Federación Española de Entidades Religiosas Evangélicas tiene firmado desde el año 92 un acuerdo de cooperación con el Estado), la Federación de Comunidades Judías de España, y la Comisión Islámica de España. Estos concordatos salvaguardan una serie de derechos y les confiere un determinado estatus a las confesiones citadas en relación con el Estado. A parte de éstas, hay otras cuatro confesiones de notorio arraigo: budistas, mormones, Testigos de Jehová y ortodoxos. Y después hay una serie de confesiones que tienen derechos reconocidos en la Constitución y en la Ley de Libertad Religiosa, pero no tienen acuerdo ni reconocimiento de notorio arraigo (porque son algo más minoritarias o porque no tienen la trayectoria histórica que tienen las otras).

¿Cuál es la diferencia entre reconocer el "notorio arraigo" de una confesión y que la confesión tenga acuerdo?

El notorio arraigo es un previo, que va sobre todo en función del número de miembros que tiene una determinada confesión (también según su trayectoria histórica, su presencia en nuestro país), que el Gobierno reconoce a una confesión con vistas a la firma de un acuerdo. En el acuerdo ya se visibilizan y se concretan aquellos derechos que tiene la confesión. Es decir, las confesiones de notorio arraigo están reconocidas, pero no tienen acceso a convenios educativos, de pastoral pública en prisiones, hospitales, etc. Todo eso tiene que estar regulado con un acuerdo. Es decir, podrían acceder también a una prisión, por ejemplo, en función de la ley de libertad religiosa; pero no con la estabilidad de un capellán o de un asistente religioso de las religiones que tienen acuerdo firmado.

¿Muchas confesiones se quedan "estancadas" en el notorio arraigo, sin llegar a firmar acuerdo?

Para acceder al acuerdo las confesiones lo tienen que solicitar al Gobierno, pero el Gobierno tiene que acceder a su firma. Es decir, tiene que entender que ése es el camino para todas las confesiones. Pero eso es decisión política del Gobierno. El último acuerdo que se firmó fue con la comunidad islámica, y posteriormente no ha habido ninguno más.

Estos días habéis desarrollado vuestro primer Congreso, sobre el diálogo...

Sí, un Congreso internacional. La Fundación Pluralismo y Convivencia es quien ejerce la gestión más directa del Observatorio, pero éste está formado también por el Ministerio de Justicia y por la Federación Española de Municipios y Provincias. Este primer Congreso es una manera de hacer público a nivel internacional el Observatorio, aunque ya ha tenido su propio reconocimiento (porque fue reconocido como buena práctica por la Unión Europea). Lo que pretendíamos también es que el Congreso haya sido eminentemente práctico e ilustrativo para nosotros, y que nos sirva para aprender a gestionar mejor, contrastando nuestros modelos con otros modelos internacionales para poder impulsar y mejorar nuestros sistemas de gestión pública (también contando con la presencia de los Ayuntamientos, que en el ámbito de la gestión de la diversidad religiosa son los espacios donde realmente se verifica y se concreta el ejercicio del derecho de la libertad religiosa). Ahí es donde te sientes incluido o te sientes fuera. 

El Congreso aborda fundamentalmente tres elementos: políticas públicas (tanto de nivel estatal como local) y los sistemas de observación y de análisis de estas políticas;investigación (a partir de investigaciones actualmente en marcha en el ámbito universitario, a nivel internacional y de España); y por último, las propias confesiones, que han hablado también de cómo ven ellos la situación y qué necesidades de gestión pública encuentran.

En cuanto a gestiones estatales, hemos analizado la de España, la de Canadá y la de Turquía. A nivel de ayuntamientos, hemos tenido en la mesa el de Londres, el de Toronto y el de Singapur y cuatro españoles (además de Ceuta, que es también ciudad autónoma) que se han distinguido por alguna buena práctica en cuanto al planteamiento de la gestión de la diversidad. 
Se celebra en Casa Árabe y terminará hoy a mediodía.

Me gustaría mencionar que este proyecto ha surgido gracias al apoyo de distintas instituciones: Casa Árabe (lógicamente), el Centro de Diálogo Intercultural e Interreligioso Rey Abdullah , KAICIID (que está en Viena, y del que España forma parte -fruto de la Alianza de Civilizaciones-) y las embajadas de Estados Unidos y Canadá. Todas estas entidades han colaborado en este espacio rico para el contraste de experiencias y para el aprendizaje mutuo. Nuestro objetivo principal es poder implementar acciones y modelos de gestión en el ámbito municipal.

¿Queréis "exportar", en la medida de lo posible, las buenas práctica que habéis desarrollado en estos ocho años de trabajo?

Sí, queremos exportarlas y expandirlas también hacia dentro, en nuestro país. Por eso este año tenemos planteada como un eje fundamental la formación, tanto para las entidades religiosas (para que conozcan ellas mismas cuáles son sus derechos y sus posibilidades de interlocución y negociación con las Administraciones públicas), como para los Ayuntamientos (no para definir el problema, que ya está estudiado y existen modelos, sino para que vayan calando y empiecen a implementarse).

¿Cambian mucho las soluciones según sean para grandes ciudades o para municipios rurales, y según sean para una comunidad religiosa o para otra?

Sí, y eso implica tomar decisiones, porque los ayuntamientos se encuentran muchas veces con situaciones de conflicto que deben ser resultas siempre en base al Estado de Derecho en el que estamos. Hay veces que los vecinos no entienden la apertura de un nuevo lugar de culto, que no entraña ningún peligro ni problema, pero que para ellos es novedoso. En situaciones así hace falta apoyo a la confesión que en ese momento se encuentra en minoría, de acuerdo al Estado de Derecho.

Creo que esto, al final, no nos trae más que beneficios. Las situaciones de pluralidad siempre suponen riqueza. A veces nos cuesta descubrirlo, pero por ello el papel de los políticos consiste en poder enfrentar una mirada más allá del momento presente, para tratar de construir la sociedad del futuro. Creo que el día de hoy lo requiere.

¿La clave es dejar atrás el debate entre blancos y negros, y apostar por las distintas tonalidades?

Eso es. Desde la Fundación estamos muy ilusionados con nuestros proyectos, y personalmente pienso que dos de los grandes patrimonios que tiene Pluralismo y Convivencia son su equipo (que lleva mucho tiempo trabajando con implicación y con profesionalidad -no hace falta ni decirlo: los resultados están ahí-) y la actitud de colaboración por parte de las confesiones, lo que resulta fundamental. Esto sin las confesiones no se puede hacer, pero afortunadamente creo que han comprendido el proyecto y saben que tienen que estar en él, porque en el fondo saben que lo que está en juego son sus propios derechos, porque ya han tenido frustraciones en su andadura y saben que tienen que estar día a día en ello. Nosotros contamos con el apoyo de las confesiones, las sentimos muy cerca, y esto es también un acicate para nuestro trabajo.

¿Trabajando por el pluralismo mejoraremos la convivencia?

Seguro.

FUENTE:
religiondigital.com


martes, 18 de febrero de 2014

TALLER DE FORMACIÓN DE ECUMENISMO

Con el fin de dar a conocer qué es el ecumenismo, cual es su situación actual en el mundo y en Zaragoza y cómo podemos colaborar en todo lo relacionado con la Unidad de los cristianos, el lunes, día 24 de febrero, a las 20'00 horas, en la Casa de la Iglesia, Plaza de la Seo, piso tercero, despacho 310, de Zaragoza, se iniciará un nuevo Taller de ecumenismo.

Consta de nueve encuentros, con una periodicidad quincenal.

Los interesados en inscribirse pueden llamar a los teléfonos de la Delegación Episcopal de Ecumenismo de Zaragoza: 653 054 222 ó al 609 808 662. También se puede acudir directamente ese día y hora al lugar previsto para la charla.

Podéis compartir esta invitación con las personas de vuestro entorno interesadas en el ecumenismo y en el diálogo interreligioso.

ORGANIZA:

Delegación Episcopal de Ecumenismo.
Diócesis de Zaragoza
Secretaría
email: ecuydiazaz@gmail.com
www.ecuydiazaragoza.blogspot.com



lunes, 17 de febrero de 2014

Oración matutina


Voy con tiempo. Es más el frío el que mete prisa. Gran Vía madrileña, 3.30 de la mañana del viernes. Bajo raudo hacia Cibeles para coger un autobús nocturno a Barajas. Es un mundo paralelo el de la noche. Suave lluvia y sombras en muchos rincones. Marcho a buen ritmo hacia mi parada con la oración en los labios. Oración, palabra durante tanto tiempo extraña, enajenada y que aún trata de escaparse de esta pantalla, que aún tecleamos cargados de pudores. 

Meto las sombras que me salen al paso en mis peticiones. Pido para que no haya gentes ateridas de frío en la avenidas de las ciudades, bien entrada la madrugada. Pido para que nadie permanezca de pie toda la noche delante de una caja de embalaje con cuatro latas de refrescos y un bolsa de pipas de difícil venta. Pido para que nadie intenté abrazar el sueño sobre un trozo de cartón a la entrada de las tiendas cerradas, para que no se muevan inquietos, intentando burlar este mundo duro y su tiritona, intentando atrapar a Morfeo entre la heladora oscuridad de un rabioso Febrero. Pido por supuesto por ellas, para que no tengan que vender nada por la noche, menos su cuerpo sagrado. Que puedan cubrirse con bufanda y grandes abrigos, bajarse de esos altos tacones, de esos lechos tan ajenos. Sólo intimidad con el ser querido.

Las sombras se han ido esfumando. Sus peticiones también fueron quedando atrás. Nace el día en otro rincón de la península. La claridad va ganado a la vera de una enorme cristalera. Escribo desde el aeropuerto de Lavacolla, desde este enclave del Camino tan cargado de recuerdos. Será que nos hacemos viejos o se nos van juntando las vidas. Gozo de larga espera, tras una semana agotadora. Gozo ante la pantalla, gozo de escribir lo que quiero y para quien quiero. Gozo de ya no tener que redactar para ninguna lejana y antojadiza publicación, de intentar teclear sólo con su Verbo, sólo en Su Nombre.

No sé si escribo, no sé si rezo. ¿Y si a la postre eran lo mismo? Gozo de no saber ni lo que hago, de no distinguir un vuelo del otro, como los aviones que descansan en la pista ignorantes de su próximo y celeste destino. Disfruto cuando todo ello se hace uno, cuando tecleo y me siento tan acompañado... La oración calla con el último sorbo del té ardiente: ¡La dura madrugada en todos los asfaltos vaya para siempre cediendo! ¡Noches bajo las mantas y amaneceres con brebaje caliente, a pie de días más radiantes! ¡Así sea! ¡Gran Vía sí, para los justos anhelos de los útimos de la Tierra! ¡Por los siglos de los siglos! ¡Amén!


Koldo Aldai


sábado, 15 de febrero de 2014

CARTA ANUAL DE TAIZÉ

Buscar la comunión visible de todos los que aman a Cristo

Por Hermano Alois, prior de Taizé

La carta "Hacia una nueva solidaridad" sigue siendo la base del camino en común que nos lleva por etapas hasta el 2015. Ella nos compromete para este año que comienza, a "buscar la comunión visible de todos los que aman a Cristo". He aquí cuatro propuestas que nos ayudarán en esta búsqueda.


Cristo extiende su amistad a todos, sin rechazar a nadie. Los que a aman a Cristo sobre toda la tierra forman en su seguimiento como una gran comunidad de amistad. Se la llama comunión. Por ello, tienen una contribución que ofrecer para curar las heridas de la humanidad: sin querer imponerse, pueden favorecer una mundialización de la solidaridad, que no excluya a ningún pueblo, a ninguna persona.

¿Cómo puede participar cada uno?

Primera propuesta - Unirse a la comunidad local que ora

Amaos unos a otros, en este amor todos reconocerán que sois mis discípulos (Juan 13, 34)

En algunas ocasiones, por ejemplo en los encuentros internacionales, esta comunidad de amistad se hace visible. Pero estos acontecimientos son puntuales. En cada lugar, puede encontrarse una parcela de esta gran comunidad, aunque sea muy pobre. No es posible vivir la fe en solitario. La fe nace cuando hay una experiencia de comunión, cuando se descubre que en Cristo se encuentra la fuente de una unidad sin fronteras.

¡Si las comunidades locales (también llamadas parroquias), los grupos, las capellanías, se convirtieran cada vez más en lugares de amistad! Lugares acogedores en los que nos sostengamos mutuamente, donde estemos atentos a los más débiles, los extranjeros, a los que no comparten nuestras ideas…

Sugerencias para todos: una participación a la celebración del domingo, o también en otras actividades, incluso con personas que uno no ha escogido, ¿no permitiría hacer una experiencia de comunión?

Sugerencia para los responsables de la pastoral local: escuchar a los jóvenes, discernir y acoger lo que ellos pueden aportar a comunidad local, y sensibilizar a los mayores.

Segunda propuesta - Ensanchar la amistad más allá de las fronteras que nos limitan

Lo que hacéis con uno de los más pequeños, conmigo lo hacéis. (Mateo 25,40)

Jesús estaba atento a todos con los que se encontraba, sobre todo a los pobres, los niños, los que no contaban. En su seguimiento, atravesamos fronteras para unirnos a aquellos que están en necesidad. Emprendamos actos de solidaridad, junto con los cristianos de distintas afiliaciones, y también con personas que no comparten nuestra fe.

Sea pobreza material o espiritual, ser solidarios implica un compartir recíproco: cuando aportamos una ayuda, somos a menudo nosotros quienes recibimos.

Sugerencias para todos: ¿Por qué no elegir durante un año, en el vecindario, una situación y unas personas a quienes ofrecer una presencia amistosa, manifestar una solidaridad: excluidos, pobres, enfermos, discapacitados, niños abandonados, inmigrantes, desempleados…?

Sugerencia para los responsables de la pastoral local: ayudar a los jóvenes a encontrar situaciones en las que una solidaridad sea necesaria y posible.

Tercera propuesta - Compartir y orar regularmente con otros

Allí donde dos o más estén reunidos en mi nombre, yo estoy en medio de ellos. (Mateo 18,20)

Para algunos jóvenes, pesadas pruebas, abandonos, soledades, o bien la aguda conciencia de las injusticias en el mundo hacen a veces casi imposible la fe en Dios. Creer es siempre un riesgo: el riesgo de la confianza.

¿Con quién puedo caminar y reflexionar sobre mi fe?

Sugerencias para todos: más que permanecer solos con las propias preguntas, encontrar algunas personas con las que compartir, cada semana o cada mes. Leer juntos una página del evangelio u otra lectura. Tener una oración común con cantos, una lectura bíblica, un largo momento de silencio.

Sugerencia para los responsables de la pastoral local: animar y acompañar a estos pequeños grupos de compartir y oración, ayudarles a permanecer abiertos y acogedores de otros.

Cuarta propuesta - Hacer más visible la comunión entre todos los que aman a Cristo

Sois el Cuerpo de Cristo. (1 Corintios 12,27)

En nuestra ciudad, pueblo o región, hay personas que aman también a Cristo, pero de una manera distinta que nosotros. Llamarnos “cristianos” es llevar el nombre de Cristo. Recibimos nuestra identidad de cristianos por el bautismo que nos une a Cristo. Busquemos dar más visibilidad a esta identidad común, en lugar de subrayar nuestras identidades confesionales.

Cuando las diferencias parecen incompatibles, eso no es una razón para alejarnos. Durante su vida, Cristo cruzó las fronteras; sobre la cruz, extendió sus brazos de un lado a otro, entre aquellos que están divididos. Si los cristianos quieren seguir a Cristo y dejar que irradie la luz de Dios en el mundo, no pueden permanecer divididos. Es el Espíritu Santo quien nos une.

Sugerencia para todos: Vayamos hacia aquellos que son diferentes, otro grupo, otra parroquia, otro movimiento, otra confesión, una comunidad cristiana de inmigrantes. Hagámosles visitas, dejémonos acoger, invitémosles. Volvámonos juntos hacia Cristo en una oración sencilla, pongámonos “bajo el mismo techo” sin esperar que todo esté plenamente armonizado, anticipándonos así a la plena comunión.

Sugerencia para los responsables de la pastoral local: en la pastoral, hacer con los cristianos de otras confesiones todo lo que sea posible hacer juntos; no hacer nada sin tener en cuenta a los otros.


jueves, 13 de febrero de 2014

Meditación y simplicidad

EL CAMINO DE LA SABIDURÍA

por Enrique Martínez Lozano


“Algún día todo tendrá sentido. Así que, por ahora, ríete ante la confusión, sonríe a través de las lágrimas y síguete recordando que todo pasa por una razón” (Anónimo).

A medida que crecemos –de hecho, si no me equivoco, es un signo de crecimiento espiritual-, vamos aprendiendo la sabiduría de la simplicidad. Todo es más simple de lo que pensábamos. 

Descubrimos, por fin, que la mente tiende a complicar todo. Y lo hace, porque pretende que la realidad entre dentro de sus reducidos esquemas. Lo cual provoca una constricción reductora que solo genera confusión y sufrimiento. 

Porque, cuando eso ocurre, en lugar de alinearnos con la Vida, permitiendo que fluya, intentamos controlarla, para que se ajuste a los patrones que nuestra mente ha hecho de las cosas, a sus etiquetas de lo que “debería” o “no debería” ser. 

El resultado solo puede ser uno: en lugar de fluir con la Vida, conducidos por su Sabiduría, la bloqueamos. Porque, cuando la mente se absolutiza y se erige en criterio último de funcionamiento, en realidad se convierte en un “tapón” que impide el flujo.

En el reciente Foro de espiritualidad de Zaragoza, Marta Schröder utilizó una imagen que me parece acertadísima. Según ella, la mente es como una fábrica de churros, y opera de un modo similar al de cualquier otro órgano. Así como los pulmones funcionan día y noche, cuando somos conscientes de ello y cuando no, la mente también genera pensamientos sin cesar. Cuando el “gerente” de esa “fábrica de churros” se halla presente, la fábrica produce los churros que al gerente le interesan (esa es la “mente funcional”, a nuestro servicio); pero, cuando el gerente se ausenta, la fábrica sigue igualmente produciendo más churros, ahora de acuerdo con las máquinas con que cuenta. Tales “máquinas” son las creencias grabadas en nuestro cerebro desde el inicio de nuestra historia personal. Según como sean, la fábrica producirá churros de diverso tipo: de celos, de envidia, de ira, de resentimiento, de timidez, de miedo, de angustia… Es inevitable. Pero, aun con todo, el problema no radica en que la mente produzca churros por su cuenta y sin parar, sino en el hecho de que “nos los comemos todos”, es decir, nos creemos todos esos pensamientos y funcionamos de acuerdo con ellos. Esta es la “mente pensante”, convertida en dueña de nuestra existencia. De ese modo, el mejor de los siervos se ha transformado en el peor de los amos. 

A todo ello, hay que añadir una dramática ironía: la mente ansía controlar todo; la realidad, sin embargo, es que eso es solo una ficción que ella misma alimenta. La mente no controla absolutamente nada; si realmente controlara, tal como ella se imagina, ¿no haría tiempo que habríamos modificado muchas cosas? En resumen: vive en un engaño constante y nocivo. 

Paralelamente, al ego le encanta el drama. Es lógico: el ego no es otra cosa que la “personalización” de la mente. La mente absolutizada (la llamada “mente pensante”) crea la ficción del ego.

Al ego le encanta el drama, porque vive gracias ello. Mientras alimenta cualquier tipo de cavilación, el ego adquiere y alimenta una cierta sensación de existir, en la que se enroca, y a la que no está dispuesto a renunciar. Al contrario, dispone de una batería enorme de mecanismos para crear, sostener, alimentar y prolongar indefinidamente el drama…, sin ser consciente de que él es su único autor, y que eso solo genera sufrimiento inútil y estéril. 

Cavilación, dramatización, justificación, culpabilización, victimismo, comparación, juicio, condena, descalificación, enfrentamiento, afán de superioridad, necesidad de tener razón… Todos ellos, mecanismos que hacen que el ego se sienta existente y poderoso; la trampa mortal que nos acecha constantemente. 

En esa dinámica, puede llegar a extremos tan absurdos como pensar que “tener razón” es más importante que “ser feliz”; o que “agradar a los demás” es mejor que “ser fiel a sí mismo”.

La atracción del ego por el drama explica, entre otras cosas, el éxito de los programas llamados “del corazón”, los “reality shows” y cosas similares. Todos ellos ponen en evidencia los egos de quienes los realizan… y de quienes los ven. 

¿Es posible salir de ese engaño? Con frecuencia, parece que la salida de todo ello requiere experimentar el sufrimiento, que suele venir de la mano del desengaño. 

En ese caso, bienvenido des-engaño, que nos saca de la mentira en que estábamos instalados. Si estamos un poco atentos, podrá constituir una hermosa oportunidad para salir de aquella ilusión y, si hay suerte, rendirnos a la sabiduría de lo que es. 

A partir de ahí, se nos va regalando descubrir que existe una Sabiduría que es más que el pensamiento, el razonamiento, los conceptos, las ideas y las creencias… Empieza a emerger en nosotros la sabiduría del no-pensamiento, como lugar de luz y de descanso, de gozo y de paz, de unidad y compasión.

Un lugar al que, ciertamente, no podemos llegar pensando, sino justamente al trascender el pensamiento. Ese lugar es sabiduría y descanso porque constituye nada menos que nuestra verdadera identidad. Ese “lugar” es un estado de consciencia, en el que, finalmente, reconocemos nuestro verdadero rostro: es nuestro hogar, en el que nos hallamos no-separados de nada. 

No lo podemos pensar ni controlar; únicamente podemos saborearlo. Y es ese mismo saboreo el que florece en sabiduría: la sabiduría de reconocer nuestra verdadera identidad y de vivir en conexión con ella. Dejamos de seguir las pautas y exigencias del ego –egocentradas y descalificadoras, etiquetadotas y dualistas-, para consentir a lo que es, desde la más dulce desapropiación.

Y, ¿qué tiene que ver con todo ello la práctica de la meditación? Me parece que puede apreciarse desde una doble perspectiva.

Por un parte, la práctica de la meditación, al ejercitarnos en acallar la mente, nos hace más libres frente a sus demandas; favorece que dejemos de identificarnos con el ego (o yo) que la propia mente había creado; y posibilita que experimentemos nuestra verdadera identidad y vivamos en conexión con ella. 

Por otra, la propia práctica de la meditación se irá haciendo cada vez más sencilla, más simple, más descansada y sabia. Poco a poco, iremos percibiendo lo que siempre han enseñado los maestros espirituales: meditar es estar, permanecer, descansar en el no-pensamiento, vivir en lo que es, contemplar sin objeto… 

¿Dónde estamos, permanecemos, descansamos, vivimos…? En la Atención desnuda, es decir, en la Consciencia que somos, que se muestra como Sabiduría y Compasión.

Cuando sabemos “estar” ahí, todo lo demás –como dijera el sabio maestro Jesús- “se nos dará por añadidura”. Porque eso que somos es Plenitud y se halla siempre a salvo. Seguirán ocurriendo sucesos de todo tipo y color, se turnarán las “nubes” con los “claros”, y los días felices con los tormentosos…, pero nada de eso afecta negativamente a quienes realmente somos. Podemos estar siempre “en casa”, en ese “hogar” que constituye nuestra verdadera identidad, y donde no estamos separados de nada. 

Ahí, ya no es la mente la dueña de casa, sino una servidora eficaz al servicio de la Sabiduría. Ahí, tampoco es el ego quien dicta sus leyes ni guía el comportamiento. Ha emergido una identidad desapropiada y unificadora, la Consciencia que todos somos, que nos hace percibirnos como células de un único organismo, el único “Yo Soy” en el que se han reconocido Jesús y todos los sabios que nos han precedido.

Teruel, 24 diciembre 2013










Enrique Martínez Lozano (Guadalaviar, Teruel. 1950) psicoterapeuta, sociólogo y teólogo. Autor de varios libros, comprometido en la tarea de articular psicología y espiritualidad abriendo nuevas perspectivas que favorezcan el crecimiento integral de la persona.