Todos juntos
Un espacio propuesto por EQUIPO ECUMÉNICO SABIÑÁNIGO

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Grupo Taizé de Huesca

Oración de Taizé en Huesca

Calendario para este trimestre :
Octubre: primer domingo, día 3
Noviembre: primer domingo, día 7
Diciembre: segundo domingo, día 12
Como siempre, a las siete de la tarde en la parroquia de María Auxiliadora (salesianos).

ESTAMOS INVITADOS

martes, 28 de septiembre de 2010

Se busca un verdadero cristiano

Ser cristiano es algo más que adoptar una pose ¿cómo se le reconoce entre la multitud?

Un hombre que acababa de encontrarse con Jesús Resucitado, iba a toda prisa por el Camino de la Vida, mirando por todas partes y buscando. Se acercó a un anciano que estaba sentado al borde del camino y le preguntó:

- Por favor, señor, ¿ha visto pasar por aquí a algún cristiano?

El anciano, encogiéndose de hombros le contestó:

-Depende del tipo de cristiano que ande buscando.

-Perdone- dijo contrariado el hombre-, pero soy nuevo en esto y no conozco los tipos que hay. Sólo conozco a Jesús.

Y el anciano añadió:

-Pues sí amigo; hay de muchos tipos y maneras y también para todos los gustos: Hay cristianos por cumplimiento, cristianos por tradición, cristianos por costumbres, cristianos por superstición, cristianos por obligación, cristianos por conveniencia, cristianos auténticos...

- ¡Los auténticos! ¡Esos son los que yo busco! ¡Los de verdad! -exclamó el hombre emocionado.

-¡Vaya!- dijo el anciano con voz grave-. Esos son los más difíciles de ver. Hace ya mucho tiempo que pasó uno de esos por aquí, y precisamente me preguntó lo mismo que usted.

-¿Cómo podré reconocerle?

Y el anciano contestó tranquilamente:

-No se preocupe amigo. No tendrá dificultad en reconocerle. Un cristiano de verdad no pasa desapercibido en este mundo de sabios y engreídos. Lo reconocerá por sus obras. Allí donde van, siempre dejan huellas.

Alicia Escobar publicado en www.encuentra.com

domingo, 26 de septiembre de 2010

Encuentro Evangélico en Sabiñánigo

Nuestros hermanos de la Iglesia Evangélica nos pasan este cominicado:
Encuentro interconfesional
de cristianos evangélicos de
Sabiñánigo

Si eres cristiano evangélico, no importa cual sea tu tradición confesional o nacionalidad, y vives en Sabiñánigo o Comarca del Alto Gállego, te invitamos a compartir un tiempo de encuentro y fraternidad.
Nos reuniremos el próximo domingo día 3 de octubre a las 7 de la tarde en la calle Valentín Carderera nº 2 (Puente Sardas) Sabiñánigo…
Te agradeceremos que lo comuniques a aquellos cristianos evangélicos que conozcas.

¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es que habiten los
hermanos juntos en armonía! … Porque allí envía el
Señor bendición y vida eterna. (Salmo 133)

Encuentro Interconfesional de Cristianos Evangélicos de Sabiñánigo
Día: Domingo 3 de Octubre de 2010, a las 19 horas
Lugar: Local de cultos Iglesia Adventista;
Calle Valentín Carderera,2 (Puente Sardas) SABIÑÁNIGO

Teléfono de contacto: 615 964 823

La Iglesia Adventista de Sabiñánigo nos cede generosamente el uso de su local de cultos el próximo domingo día 3 de octubre por la tarde.

sábado, 25 de septiembre de 2010

IV CONGRESO DE ECUMENISMO

El Centro Ecuménico "Misioneras de la Unidad" nos hace llegar la siguiente información:

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES:

Centro Ecuménico "Misioneras de la Unidad"

c/ José Arcones Gil, 37 - 2º.- 28017 - MADRID

Teféfono: 913 675 840

http://www.centroecumenico.org/

centro2003@centroecumenico.org

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Gratuidad y sentido

Esta vez me gustaría empezar con una frase de nuestro recordado y reconocido teólogo Raimon Panikkar, quien nos dejó hace poco tiempo.


“La gratuidad es un sentido que hemos perdido; por eso hemos perdido también el sentido de Dios”. Reflexionaba esta frase que recogí no recuerdo en cual de sus libros, pero que guardé en mí porque me llamó la atención. Me da la impresión que estamos dejando en la cuneta de la vida demasiadas cosas, demasiados valores, formas y sentimientos. La vida avanza más deprisa que nosotros sin darnos tiempo a asimilar determinadas cosas y dejándonos llevar simplemente por la moda, por lo que se lleva.


Pienso si así es también nuestra vida, si nos encontramos ante un fuerte desafío para aprender a vivir desde el otro, desde el sentido y el amor. ¿Seriamos capaces de dejar que el Espíritu ocupase su lugar en nuestro interior o todo lo dejamos en manos de la ciencia?

Descubrir una puesta de sol, un amanecer, una sonrisa, una mano extendida, una palabra o mirada en un momento determinado… algo que se nos regala cada día, pero me da la impresión que hoy todo lo que no tiene un precio, no se valora. Estos son nuestro dioses: el dinero, el poder, el tener, todo lo opuesto a lo que nos enseña el Evangelio.

Ojala que aún seamos capaces de seguir agradeciendo cada día en don de la vida y siendo conscientes de que el sentido de todo SOLO está en Él. En Dios.


Ana Bou, de su blog " Un minuto para el encuentro"

sábado, 18 de septiembre de 2010

Una unidad engañosa

Génesis 11, 1-9:
El mundo entero hablaba la misma lengua con las mismas palabras. Al emigrar de oriente, encontraron una llanura en el país de Senaar, y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: -Vamos a preparar ladrillos y a cocerlos -empleando ladrillos en vez de piedras y alquitrán en vez de cemento-.Y dijeron: -Vamos a construir una ciudad y una torre que alcance al cielo, para hacernos famosos y para no dispersarnos por la superficie de la tierra. El Señor bajó a ver la ciudad y la torre que estaban construyendo los hombres; y se dijo: -Son un solo pueblo con una sola lengua. Si esto no es más que el comienzo de su actividad, nada de lo que decidan hacer les resultará imposible. Vamos a bajar y a confundir su lengua, de modo que uno no entienda la lengua del prójimo. El Señor los dispersó por la superficie de la tierra y dejaron de construir la ciudad. Por eso se llama Babel, porque allí confundió el Señor la lengua de toda la tierra, y desde allí los dispersó por la superficie de la tierra.
Nuestro relato comienza con un avance técnico: los seres humanos aprenden a hacer ladrillos. Inmediatamente, utilizan esta nueva tecnología para fortalecer su unidad y su autonomía. En el libro del Génesis, las ciudades son lugares tras cuyos muros la gente se esconde para protegerse, dado que ya no se sienten en armonía con la tierra entera (ver Génesis 4, 17). Construir sobre la llanura una torre “que alcance el cielo”, igual que una de esas grandes montañas a las que se solía acudir para encontrarse con la divinidad, es un acto excesivo por medio del cual los seres humanos imaginan ser ellos mismos Fuente de Vida.

Bajo estas condiciones, la unidad tan profundamente deseada es falsa de entrada. Significativamente, se expresa en términos negativos: “para que no nos dispersemos”. Prefieren hacerse fuertes manteniéndose juntos en una actitud de oposición hacia lo de fuera, antes que cumplir con su misión de recibir y comunicar la bendición de Dios: “Creced, multiplicaos, llenad la tierra y sometedla” (Génesis 1, 28). Notemos que la historia no ofrece una razón positiva para esta actitud de autodefensa: es como si, al carecer de enemigos reales, los seres humanos se sintieran obligados a inventar enemigos imaginarios para reforzar su identidad “contra alguien”.

Llegados a este punto, Dios interviene en la historia, al principio como un simple observador. Se da cuenta de que esta unidad impuesta “contra otros”, e implícitamente en rivalidad con Él, no se corresponde con la razón por la cual creó al ser humano. Es por esta razón que decide estropear sus estúpidos planes. Pero su deseo de mantener a los humanos en el camino correcto es percibido, una vez más, como un castigo. Cegados por su aparatosa torre, los constructores creen que, al dispersarlos, Dios está actuando en contra de sus aspiraciones, cuando, de hecho, les está protegiendo de las consecuencias de su ilusión. Su incapacidad para comunicarse tendrá un resultado paradójicamente positivo: les llevará a llenar la tierra y desarrollar por completo todas sus capacidades.

Tras un largo recorrido, el deseo humano de unidad se alcanzará inesperadamente, de un modo mil veces mejor: el milagro de Pentecostés (ver Hechos, 2) trae una unidad que, lejos de ser una uniformidad forzada, supone una comunión en lo diverso, conservando todo lo que es válido de cada pueblo y cada persona. Una unidad así, sin violencia, no puede ser el resultado de la actividad humana. Sólo puede ser acogida como un regalo, un don del Espíritu de Dios que brota de las profundidades del ser humano. El proyecto de Babel (o Babilonia, ver Apocalipsis 17-18) se convierte así en el símbolo de todo totalitarismo humano, representa una voluntad de eficacia que no atiende a las etapas necesarias y omite los tiempos de maduración.

El progreso tecnológico y la búsqueda de la eficiencia, ¿van siempre en contra de la escucha de Dios y el cuidado de los otros? ¿Qué nos permite combinar ambos?

¿Cuál es la diferencia entre uniformidad y unidad? ¿Qué ejemplos de vida compartida conocemos donde la diversidad no quede abolida?

¿De qué modo supone la historia de Pentecostés (Hechos, 2) la contraparte de este texto?
www.taize.fr/es

jueves, 16 de septiembre de 2010

EL ROSTRO ECUMÉNICO DEL VIAJE DEL PAPA AL REINO UNIDO

Responsable vaticano para el ecumenismo: fortalecerá los vínculos con los anglicanos

El viaje de Benedicto XVI al Reino Unido testimoniará "el estrecho vínculo entre la comunidad católica y la anglicana, destacando nuestra común fe y misión".
Lo afirmó el presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, el arzobispo Kurt Koch, que este jueves 9 de septiembre mantuvo un encuentro con algunos periodistas en la sede de su dicasterio para hablar de la visita del Papa programada para la semana que viene.
Según informó L'Osservatore Romano, el arzobispo Koch explicó que la visita "confirmará los resultados de los intensos contactos entre los católicos y los demás cristianos en el transcurso de los años y servirá para dar a conocer mejor los progresos y las dificultades inherentes a la búsqueda de la unidad".
El prelado suizo destacó la "creciente cordialidad y amistad" en las relaciones entre anglicanos y católicos desde el viaje de Juan Pablo II de 1982, que inauguró la segunda fase del diálogo oficial entre la Comunión anglicana y la Iglesia católica.
Actualmente, dijo monseñor Koch, "muchas comunidades locales viven juntas momentos de oración común y comparten iniciativas prácticas pastorales y caritativas". Además, "se desarrollan con éxito encuentros periódicos entre obispos".
El arzobispo se refirió a la celebración ecuménica en la Abadía de Westminster, programada para el anochecer del 17 de septiembre, que contará con la participación de representantes de muchas otras tradiciones cristianas de Inglaterra, de Escocia y de Gales.
En ella, explicó, "las comunidades cristianas del Reino Unido serán llamadas a trabajar y rezar juntas para garantizar que el mensaje cristiano sea proclamado con convicción, de manera que la fe pueda tener una función creativa en la sociedad británica".
Monseñor Koch destacó después la dimensión ecuménica de la beatificación del cardenal John Henry Newman, que se celebrará el domingo 19 en Birmingham.
Explicó que al final de su Apología, el futuro beato evidenciaba que, en su nación, los católicos debían tener una actitud de "asistencia y apoyo" a los anglicanos, trabajando juntos para anunciar "los principios y la doctrina cristiana".
"Este mensaje es plenamente válido hoy -comentó-, cuando anglicanos y católicos reconocen la necesidad de apoyarse mutuamente y colaborar en el objetivo de proclamar el Evangelio a una sociedad moderna muy compleja".
El ejemplo del cardenal Newman, continuó, "anima a los cristianos de todas las tradiciones a implicarse, con integridad y fidelidad al Evangelio, para construir una sociedad que acoge, apoya y promueve a todos sus miembros".
En un artículo publicado en L'Osservatore Romano, el cardenal Cormac Murphy-O'Connor, arzobispo emérito de Westminster, destacó que "la de Newman fue una vida de peregrinación y de fe".
"Todavía hoy entonamos su famoso himno Lead kindly light amidst the encircling gloom (Condúcenos, amable luz, entre las tinieblas que nos rodean, [n.d.t.]).
"Nadie mejor que este Papa podría hablar de este cristiano extraordinario que ha alimentado la vida cristiana en este país, incluso después de su muerte", dijo.
"El cardenal Newman estaba muy interesado en el corazón, en la mente y en el vínculo entre ellas", explicó.
"Era un hombre erudito y no evitó nunca el rigor intelectual -continuó-, pero al mismo tiempo, estaba fascinado por la manera como un ser humano llega a comprender y a amar, en particular a comprender y a amar a Dios".
Y concluyó: "La oración de todos los católicos y de otras personas estarán con y por Benedicto XVI cuando venga a visitarnos".

www.zenit.org

lunes, 13 de septiembre de 2010

Perseverar en el ecumenismo espiritual

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos (…), nos muestra de nuevo que, entre los muchos retos, amenazas y dificultades que hoy tenemos todas las Iglesias y Comunidades eclesiales, probablemente el más importante de todos, consiste en definir mejor qué significa ser cristiano en un mundo donde el cristianismo no acaba de ser bien comprendido, y donde conviene que todos los cristianos, unidos, proclamemos la Buena Noticia del Evangelio de Jesucristo.

No es un problema particular de católicos o protestantes, de ortodoxos o de anglicanos, sino que nos afecta a todos por igual. Tenemos que poder anunciar con sencillez y valentía a nuestras sociedades occidentales, quien es Jesucristo, por qué creemos que es el único Salvador, por qué sería bueno que todos lo conocieran, amaran y siguieran, y por qué debemos entrar a formar parte de su Iglesia y traducir sus enseñanzas en vida de caridad.

Por eso es por lo que hoy se habla más de ”ecumenismo espiritual”, que según el Abad de S. Pablo extramuros el P. Edmund Power significa “buscar juntos la voluntad de Dios a través de la oración, el sacrificio y el servicio”.

No es una evasión hacia la espiritualidad, dadas las dificultades por la unidad real, sino que existe un sentido profundo del ecumenismo que significa buscar juntos a Cristo. No habrá unidad si todos los que creemos en Cristo no estamos profundamente arraigados en la vida de Cristo.

Es esencial la oración y el dejarse conducir por el Espíritu Santo, que nos dará la imitación y la comunión con Cristo y los hermanos. Entonces avanzaremos juntos y encontraremos maneras concretas, prácticas y cotidianas de vivir más unidos.
El ecumenismo requiere conocerse y amarse mucho, perdonarse por las heridas de la historia mal vivida y las agresiones mutuas, dialogar y acogerse cordialmente con las diferencias y aportaciones de cada tradición. En la unidad de Cristo, las diferencias serán enriquecimiento.

El verdadero ecumenismo va más allá de la teología; conmueve nuestras vidas espirituales y nuestro testimonio común. A medida que el diálogo se desarrolla, encontramos en los otros hermanos el amor por Cristo que nos invita a la cooperación práctica y al servicio. Esta fraternidad en el servicio de Cristo, que ya experimentan muchas comunidades en cualquier parte del mundo, añade un nuevo impulso a nuestras relaciones ecuménicas.
Refiriéndose al progreso del ecumenismo, el Papa Benedicto XVI y el Primado anglicano Rowan Williams declaraban conjuntamente que “existen ya muchas áreas de testimonio y de servicio en que podemos ir juntos, y que piden una cooperación más estrecha entre nosotros: la búsqueda de la paz en Tierra Santa y en otras partes del mundo, afectadas por conflictos y por la amenaza del terrorismo; promover el respeto por la vida, desde la concepción hasta la muerte natural; proteger la santidad del matrimonio y el bienestar de los niños en el contexto de una vida familiar sana; la opción preferencial por los pobres, por los oprimidos y los más vulnerables, especialmente los que son perseguidos por su fe; encarar los efectos negativos del materialismo; y aún, la salvaguarda de la creación y de nuestro medio ambiente. También el compromiso por el diálogo interreligioso, mediante el cual acercarnos conjuntamente a los hermanos no cristianos”.

Si no caminamos unidos, el mundo no creerá. Todo un programa se muestra de nuevo en la oración de Jesús en la última Cena: “Que todos sean uno, como Tú, Padre, estás en Mí y yo en Ti. Que también ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que Tú me has enviado” (Jn 17,21-22).

Joan-Enric Vives, Obispo de Urgell

viernes, 10 de septiembre de 2010

EL ROSTRO DE LA POBREZA HOY

“El nuevo rostro de la pobreza es un joven con menores a su cargo, sin empleo y con riesgo de perder su vivienda”

La recesión se ha traducido en un incremento exponencial de las solicitudes de ayuda

Con la crisis, personas que estaban en situación de vulnerabilidad han pasado o están en gravísimo riesgo de pertenecer al grupo de los excluidos -entre los que se encuentran los “sin techo”, mujeres con problemáticas graves, inmigrantes recién llegados…-

"Si se puede hablar de un nuevo rostro de la pobreza, se trataría de un joven, con menores a su cargo, que se ha quedado sin empleo y ha perdido su vivienda o está en puertas de que esto ocurra”. Así lo indicó Ángel Iriarte, delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Pamplona-Tudela, con motivo de su participación en el VII Curso de Actualización del Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCR) de la Universidad de Navarra.

Como dato significativo, recordó que en mayo de 2010 casi 4.000 unidades familiares en la Comunidad percibían la renta básica. Asimismo, de acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística en 2009, apuntó que el 6,50% de la población foral vive bajo el umbral de la pobreza relativa, frente al 19,5% de la totalidad de España. No obstante, advierte de que este dato “puede resultar engañoso, ya que está tomado en referencia a los ingresos, inferiores a los de Navarra”.

Incremento exponencial de la solicitud de ayuda

Ángel Iriarte apuntó que la recesión se ha traducido en Cáritas en “un incremento exponencial de las solicitudes del Servicio de Acogida. Cada vez hay más demanda de trabajo, asistencia sobre problemas de vivienda, ayudas económicas, orientación -porque nunca se había estado en esta situación-…”. Como respuesta, explica que la organización ha aumentado las bolsas económicas y se ha creado un fondo para la crisis. “En un primer momento creció la solidaridad. El problema es que este periodo se va extendiendo en el tiempo y es difícil mantener los niveles iniciales de respuesta”, puntualizó. “No es misión de los ciudadanos ni de las organizaciones civiles -continuó el delegado de Cáritas- realizar el papel que corresponde a las Administraciones Públicas, que deben garantizar a todos y a cada uno, al menos, los mínimos vitales. Pero no se puede dejar todo a las Administraciones”. Así, apostó por que la sociedad civil tenga iniciativa en ámbitos como la cultura, el deporte, el ocio o la solidaridad: “Si sólo se hace aquello que subvenciona la Administración, la ciudadanía corre el riesgo de desaparecer”.Ángel Iriarte impartió una conferencia bajo el título “La responsabilidad social y personal ante los pobres y marginados” en el VII Curso de Actualización del ISCR de la Universidad de Navarra. En la actividad, que se clausuró el viernes 27 de agosto, participaron más de 150 personas de España, Alemania, Holanda y Colombia.

publicado en 21 LA REVISTA CRISTIANA DE HOY (www.21rs.es)

lunes, 6 de septiembre de 2010

El ecumenismo es, en primer lugar, una cuestión de oración y de caridad

La teóloga Jutta Burggraf afirma que el ecumenismo no es sólo una cuestión de doctrina teológica ni de colaboración pastoral, sino en primer lugar de oración y de caridad.

Jutta Burggraf es profesora de Teología Sistemática y de Ecumenismo en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra y es autora de «Conocerse y comprenderse. Una introducción al ecumenismo», Madrid 2003, 2ª ed. 2003 y del folleto: «Ecumenismo: ¿Qué es? ¿Cómo se vive?», Madrid 2006.

¿Por qué es necesaria, la semana de oración para la unidad?

Durante el octavario, los cristianos católicos, ortodoxos y protestantes de todas las denominaciones -esparcidos por el mundo entero- están invitados a rezar juntos por su unidad. Lo expresa claramente el lema de este año: «No ceséis de orar».

La Semana se celebra del 18 al 25 de enero, día en que la Iglesia conmemora la conversión de San Pablo. La fecha es significativa: nos recuerda que no podemos acercarnos unos a otros sin una profunda conversión interior, sin buscar cada uno vivir en intimidad con Cristo. Es en Él donde nos uniremos algún día.

La esperada unidad no será un producto de nuestras fuerzas, sino «un don que viene de lo alto». Su verdadero protagonista es el Espíritu Santo, quien nos conduce, por los caminos que quiere, hacia la madurez cristiana.

En la oración encontramos sobre todo a Dios, pero de manera especial también a los demás. Cuando rezo por alguien, le veo a través de otros ojos, ya no con aquellos llenos de sospecha o de ánimo de control, sino con los ojos de Dios. De esta manera, puedo descubrir lo bueno en cada persona, en cada planteamiento. Dejo aparte mis prejuicios y comienzo a sentir simpatía por el otro.

Rezar significa, purificar el propio corazón, para que el otro verdaderamente pueda tener sitio dentro de él. Si tengo prejuicios o recelos, cualquiera que entre en ese recinto recibirá un golpe rudo. Tenemos que crear un lugar para los demás en nuestro interior. Tenemos que ofrecerles nuestro corazón como lugar hospitalario, donde puedan encontrar mucho respeto y comprensión.

Si conseguimos esto, será más auténtico el diálogo. A veces, creemos poder disimular fácilmente nuestros sentimientos y pensamientos negativos. Tratamos de guardar las apariencias, y luego nos asombramos que los demás desconfíen de nosotros. La razón es muy sencilla: los demás suelen percibir con gran nitidez lo que pasa en nuestro interior. Notan si los aceptamos o los rechazamos, y actúan en consecuencia. Así vemos la importancia de empezar por nosotros mismos en la búsqueda de la unidad.

Se insiste mucho en el llamado «ecumenismo espiritual»...

Con razón, porque el ecumenismo no es, en primer lugar, una cuestión de doctrina teológica ni de colaboración pastoral, sino de oración y de caridad. Así como la falta de amor engendra desuniones, la «santidad de vida» puede considerarse como el «alma» o motor de todo el movimiento ecuménico.

Es significativo que Juan Pablo II haya invitado repetidas veces a una purificación de la memoria a todas las personas y asociaciones. Sabemos bien que la memoria no es sólo una facultad relativa al pasado; por el contrario, influye profundamente en el presente. Lo que recordamos afecta, con frecuencia, a nuestras relaciones con los demás. Si una herida del pasado queda en la memoria, esta herida puede llevar a una persona a encerrarse en sí misma; puede traducirse en una cierta resistencia a encontrarse de una manera serena entre los demás, y puede dificultar o incluso impedir una amistad.

Teniendo esto en cuenta, Benedicto XVI ha dado ejemplos elocuentes: cuando, por ejemplo,a causa de su famosa conferencia de Ratisbona había llegado a ser la víctima de una campaña organizada por algunos adversarios de la Iglesia, no culpó a nadie; es más, sobrepasó las reglas de la mera justicia y pidió perdón a los musulmanes por las palabras que podrían haberles herido.

Podemos estar seguros de que una persona contribuye más a la unidad de la Iglesia cuando procura transmitir el amor de Dios a los demás, que cuando se dedica a los diálogos teológicos más eruditos con un corazón frío.

El Papa está demostrando continuamente su compromiso ecuménico. ¿Advierte un celo análogo, entre los católicos en general?

Benedicto XVI señaló, desde el comienzo de su pontificado, que está dispuesto a «trabajar sin ahorrar energías en la reconstitución de la unidad plena y visible de todos los seguidores de Cristo».

Está realizando una gran labor ecuménica, hecha no sólo de palabras, sino, sobre todo, de gestos fraternos. Así, por ejemplo, ha donado una considerable cantidad de dinero al patriarcado de Moscú para la reconstrucción de la catedral de la Trinidad en San Petersburgo.

Y, a pesar de las dificultades, que se experimentan actualmente entre anglicanos y católicos por cuestiones de carácter teológico y ético, ha firmado, hace algo más de un año, una animante declaración conjunta con el primado de la Comunión anglicana.

Los católicos están cada vez más familiarizados con el reto que supone la unidad de todos los cristianos. Comprenden mejor que antes lo que afirma el Cardenal Walter Kasper: “El ecumenismo no es una elección opcional, sino un deber sagrado”. Así, muchos participaron en la “Asamblea ecuménica europea”, celebrada en septiembre del año pasado en Sibiu-Hermannstadt (Rumanía), y juntamente con los diálogos oficiales, tuvieron lugar grandes encuentros de los nuevos movimientos que se dedican a la labor ecuménica, por ejemplo en Stuttgart en 2004 y en 2007.

A la vez, se dan cuenta -y el Papa insiste también en esto- de que el diálogo tiene distintos niveles o «círculos». Tiene que comenzar antes, en la «propia casa», entre los mismos católicos, que tienen que conocerse para entenderse bien. No debemos excluir de nuestro interés y cariño a las personas de otras comunidades católicas. Hay mucha variedad en nuestra Iglesia.

Asimismo, los católicos tienen una viva conciencia de que el diálogo va más allá del ecumenismo. Se dirige también a los seguidores de otras religiones y al mundo secularizado. Allí nos espera una inmensa tarea, que sólo podemos afrontar si estamos unidos: con Dios, entre nosotros los católicos y con todos los cristianos.
Jutta Burggraf

jueves, 2 de septiembre de 2010

Actividades en Sabiñánigo

Se nota que ha comenzado septiembre y con ello el comienzo de distintas actividades para este curso. Nuestros hermanos de la iglesia católica en sabiñánigo nos pasan dos actividades a punto de comenzar, adjuntamos su información:

GRUPO DE ORACIÓN

El Grupo de Oración Interparroquial comienza de nuevo. Será el día 15 de Septiembre, a las 8´30 de la tarde, en el Club Parroquial de Cristo Rey. Cada quince días nos volveremos a encontrar: En Septiembre, el 15 y el 29. En Octubre; el 13 y el 27. En Noviembre: el 10 y el 24. En Diciembre: el 8 y el 22.

CLASES DE TEOLOGÍA CURSO 2010-2011
LECCIÓN INAUGURAL:
“El museo diocesano de Jaca: su historia y su mensaje para el siglo XXI”,
por Belén Luque, Directora Gerente.
JACA: 4 de octubre, Casa Diocesana, 20´30 h.
SABIÑÁNIGO: 5 de octubre, Club Parroquial, 20´30 h.
MATERIAS-CALENDARIO- PROFESORES
1.- EL CAMINO DE SANTIAGO
“ Santiago “llamado y enviado”, El Año Santo, el camino, el arte, la historia, la espiritualidad.
”FECHAS JACA: 18 y 25 Octubre; 8 y 15 de Noviembre;
FECHAS SABIÑÁNIGO: 19 y 26 Octubre; 9 y16 Noviembre
PROFESOR: Ricardo Mur
2.- MARIOLOGÍA
“María en la Historia de la Salvación”
FECHAS JACA: 22 y 29 de Noviembre. 13 y 20 de Diciembre, 10, 17, 24 y 31 Enero
FECHAS SABIÑÁNIGO: 23, 30 de Noviembre, 14 y 21 de Diciembre, 11, 18, 25 de Enero; 1 de Febrero
PROFESOR: Ramón Clavería
3. PATROLOGÍA
“Los grandes maestros de la Iglesia en los primeros siglos”
FECHAS JACA: 7, 14, 21 y 28 de Febrero; 7, 14, 21, 28 de Marzo; 4, 11, 25 de Abril y 2 de Mayo
FECHAS SABIÑÁNIGO: 8,15, 22 de Febrero; 1, 8, 15, 22, 29 de Marzo; 5, 12, 26 de Abril y 3 de Mayo.
PROFESORES: VARIOS
LUGARES y DÍAS:
En Jaca: Lunes, 8´30 tarde, Casa Diocesana.
En Sabiñánigo: Martes, 8´30 tarde, Club Parroquial, Cristo Rey
Matrícula:
Se establece una matrícula de 30 euros para sufragar los gastos de desplazamiento de profesores y organización. Da derecho a participar en los servicios de la Escuela.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

ORACIÓN de TAIZÉ en HUESCA

El Grupo de Oración Ecuménica de Taizé en Huesca nos comunica lo siguiente:


Después de la pausa veraniega, volvemos a nuestra querida oración este primer domingo 5 de septiembre, como siempre a las siete de la tarde en Mª Auxiliadora.(Colegio salesianos)